Por Lucas Rodríguez
22 mayo, 2019

Él solo tuvo que tomarse de la punta, y su salvador lo llevó a la superficie.

Es cierto que a los gatos no les gusta el agua. Nadie va a discutir ese hecho. Pero también es un poco una exageración: no les agrada porque sus orejas están expuestas y es sumamente desagradable, además de peligroso, que les entre agua por ellas. Pero al igual que la mayoría de los animales terrestres, si se encuentra sumergido en una cantidad de agua que no puede manejar o de la que no puede salir a tiempo, antes de que se le agoten las energías, puede verse en serio peligro. 

Youtube: Cute System

Eso fue lo que le pasó al gatito que apareció en un video del Youtube Cute System. Escapando de algo que le debe haber dado el suficiente miedo como para arriesgarse al borde de un muelle, el gatito perdió el equilibro y fue a dar al agua. 

Youtube: Cute System

Flotando y tomado del borde de un muro de hormigón, el gatito no tenía muchas esperanzas: el agua estaba frío y el tiempo se le escapaba de las patas. Tuvo la suerte de que le tocó no solo una persona amable, sino que además tan creativa como McGyver, que no perdió el tiempo en inventar alguna manera para rescatar al gatito. 

Youtube: Cute System

Usando una cuerda gruesa de las que uno suele ver en los muelles usada para amarrar botes, el hombre la bajó hasta la altura del gatito. No entendiendo bien en un principio qué era lo que ocurría, el felino terminó por comprender la intención y tomó la cuerda con sus patas delanteras. El hombro tiró. Poco a poco el gatito fue subiendo.

Hasta que logró estar sano y salvo, donde rápidamente se sacudió el agua y recuperó sus gestos dignos y elegantes de felino.

Puede interesarte