Por Romina Bevilacqua
5 enero, 2015

¿Qué dirías si te dijeran que todo lo que necesitas para generar electricidad para un edificio es tu propia energía? ¿Y si a esto le suman que además pierdes peso en el intento? ¡Genial! Esto es exactamente lo que está ocurriendo en Oregon, EE.UU donde ya están en funcionamiento 3 gimnasios donde se genera energía gracias a la actividad humana. Esta no es una idea completamente nueva. Ya habíamos hablado de las innovadoras baldosas instaladas bajo el césped de una cancha de fútbol que generan electricidad con la energía de los movimientos de los jugadores en el campo. Pero de todas formas es una idea visionaria.

El hombre detrás de esta idea es Adam Boesel, un entrenador personal y amante de la ecología, que encontró la forma de aprovechar los watts producidos por las personas que hacen ejercicio físico, generar electricidad y llevarla a la red. En el camino, se ahorró un 85% de energía (37.000 kilovatios hora), en comparación con lo consumido por su gimnasio convencional en 2010. Esos kilovatios son el equivalente de dejar de conducir un vehículo durante 131.000 kilómetros.

¿Cómo funciona este gimnasio ecológico?

IMG_49701

Produce energía a través de las bicicletas de spinning y elípticas. Estas se encuentran conectadas a un generador, de manera que cuando pedaleas generas energía cinética que es transformada en electricidad que posteriormente es inyectada a la red eléctrica de todo el local. También genera de energía a través de las cintas de correr. Está comprobado que en promedio la mayor parte de los usuarios pueden generar entre 50 y 150 watts con tan sólo media hora de ejercicio.

Pero el gimnasio no sólo es ecológico porque produce su propia energía, también intentan mantener apagados los electrónicos que no se están utilizando –como televisores–, usan productos de limpieza ecológicos y naturales –incluido el papel para cubrir el WC–, los suelos son fabricados con neumáticos usados y cuenta con una instalación de paneles solares foto-voltaicos.

the-green-microgym

Visto en: El ciudadano

Puede interesarte