Por Constanza Suárez
12 septiembre, 2018

Este hombre de Corea del Sur mantuvo calientes sus huevos hasta que nacieron y luego los adoptó. Son realmente sus “hijos”.

Cuando somos niños nuestra madre significa todo. Bueno, a lo largo de toda nuestra vida, pero en la infancia la necesidad es imperiosa. Todo lo que hace nuestra mamá es ley y queremos estar con ella en todo momento y seguirla. Pero eso no es exclusivo de los humanos, sino que también los animales.

Un hombre de Corea del Sur camina tranquilo por una Colina en Seúl y de pronto, vemos cómo lo persiguen. Son 21 patitos que caminan detrás de él en una adorable fila, muy ordenados. Es que ellos piensan que es su madre.

SBS TV

El hombre ha criado al grupo cómo sus propios hijos. Tomó el rol de mamá cuando encontró los huevos y se encargó de mantenerlos calientes en su hogar hasta que estuvieran listos para nacer.  Y es por eso que los patitos aparecen tan apegados a él.

Cuando crecieron, comenzó a llevar a los patitos de excursión para ver si podían sobrevivir por su cuenta. Y actualmente viven entre su casa y la naturaleza, por lo que pensó sería una buena idea entrenar a sus “hijos” para que hicieran ese recorrido a solas.

SBS TV

Los patitos confían en él y solo siguen su voz. Formaron un vínculo genuinamente irrompible. Nadie podría separar al grupo de este hombre. ¿No te parece tierno?

SBS TV

Mira el video:

Puede interesarte