Por Lucas Rodríguez
29 marzo, 2019

Luego de que perdiera a su pareja, los dueños del perro adoptaron a una familia de patos. Nadie se esperaba que el husky encontrara en ellos a su mejor amigo.

La familia Riley no sabía qué hacer. Su querida perrita husky malamute, Sasha, había muerto. Para ellos era algo muy triste, pero lo que en verdad los destrozaba era ver a su otro perro, y la pareja de Sasha, Max, teniendo que quedarse solos. 

Mientras consideraban si lo mejor sería adoptar a otro perro, los Riley se encontraron con una familia de patos salvajes que había llegado por casualidad a su patio. Era una pata con sus patitos, así que decidieron adoptarlos. Nunca se imaginaron que esto sería la solución al problema de su perro. 

Youtube: WCCO – CBS Minnesota

Uno de los patitos, probablemente uno con más valor que criterio, comenzó a acercarse a Max, el solitario perro de en ese tiempo ocho años. Los Riley se preocuparon: los perros a veces tienden a atacar a las aves de corral. Incluso a veces se las devoran.

Youtube: WCCO – CBS Minnesota

Lo que ocurrió no pudo haber estado más lejos de esto. De hecho, estuvo totalmente dentro del territorio de los cuentos de Disney que de la vida real: Max y el pato, llamado Quakers, se volvieron amigos. ¿Qué tan amigos? Al nivel de que ya es imposible verlos sin el otro. 

Youtube: WCCO – CBS Minnesota

Según la información que dieron los Riley al canal de noticias CBS Minnesota, Quaker y Max se habrían unido por sus experiencias en común: Quaker también perdió a algunos de sus hermanos mientras crecía, lo que lo habría acercado a Max, quien tuvo que perder a su pareja de muchos años, Sasha. 

Una conmovedora historia de la amistad siendo la cura para la pérdida de nuestros seres queridos.

Puede interesarte