Por Alejandro Basulto
2 septiembre, 2020

No solo entregó el producto comprado, sino que además, John Cassabria le dio al Husky de 14 años otra oportunidad para seguir viviendo.

Héroes hay en todos lados y de todas las apariencias posibles. Hay almas heroicas en los continentes más calurosos, en los más helados, en los más pobres y en los más ricos. Siempre hay una oportunidad para que los más temerarios y compasivos, demuestren su valía. Estos pueden verse de distintas maneras. Pueden ser animales que tenemos como mascotas, o hasta seres vivos que viven de manera más salvaje y silvestre. Sin olvidar, que hay muchos humanos que han destacado como salvadores. Hombres, mujeres y personas de diferentes etnias e identidades sexuales que se destacan por ayudar al otro.

CBSN Boston

En este caso, el heroico protagonista de esta historia, es un trabajador de la empresa Amazon, llamado John Cassabria. Quien dejando unos paquetes en un vecindario en Massachusetts, vio cómo de repente se asomaba el hocico de un husky de 14 años que se encontraba flotando en la piscina de una casa en Worburn. Se ahogaba. Y John, un amante de los animales, inmediatamente se decidió por actuar, saltando la valla del jardín, para posteriormente zambullirse en el agua y así poder poner al perro a salvo. Terminó completamente empapado y su intromisión a una propiedad privada, pudo haberse interpretado de la peor manera, pero haber salvado una vida valía eso y más.

CBSN Boston

Los humanos de Luka, el husky de 14 años que fue rescatado por John, se encontraban de vacaciones familiares a unas pocas horas de distancia cuando el control de animales les llamó para informarles que un empleado de Amazon había salvado a su mascota. Persona que se convirtió en el héroe de esta familia y can, luego de que este último presuntamente haya llegado a la piscina después haber seguido un hueso enredado en el cable del limpiador de este estanque de agua.

“Vi lo que parecía un hocico y en ese momento mi corazón dio un vuelco (…) Salté a la piscina con todo encendido. Reloj con billetera de teléfono. Nada de eso importaba. Pensé sólo en el perro en ese momento (…) Sucedió que estaba en el momento correcto en el lugar correcto. Repetiría estas mismas acciones una y otra vez si fuera necesario”

– contó John Cassabria a CBS.

CBSN Boston

Cuando se contactó a Julie Caldwell, la humana de Luka, ella contó que su can nunca nada y que poco habría durado solo sin ahogarse. Poniéndose a llorar después de que el control de animales le contó la horrible experiencia por la que pasó su perro. Mientras que John, tras rescatar al can, se quedó sentado al lado suyo aproximadamente una hora y media, hasta que llegara el cuidador de perros a la propiedad.

Puede interesarte