Por Andrés Cortés
27 abril, 2017

No imaginas cómo luce ahora.

Los perros son los mejores amigos del hombres. Cariñosos, juguetones y sumamente fieles. Lamentablemente, las enfermedades los atacan por igual, sin discriminar. Muchas veces, para curar ciertas enfermedades malignas como el cáncer en los perros es necesario amputar una de sus patas. Pero con la misma energía que alegran tu vida, se recuperan con facilidad y nuevamente están listos para acompañarte e ir contigo donde sea.

Hace una semana, la historia de un perro de tres patas conmocionó a twitter. Dylan Delia, su dueña, publicó fotos de su perro antes de la operación, después de la operación y de su excelente recuperación, obteniendo más de 19.000 retweets y casi 60.000 favoritos. En la última foto se puede apreciar como el animal está completamente recuperado y sonriente.

Los usuarios de twitter no tardaron en responder a la publicación dándole una “bienvenida al club” de los perros con tres patas, mostrando fotos de sus propias mascotas que también han pasado por esta operación y hoy están completamente sanos y felices.

Las causas que pueden conducir a la amputación de una pierna de tu mascota pueden ser variadas. Si ha sufrido algún accidente y el hueso y los nervios se encuentran muy dañados, lo más probable es que se deba amputar su extremidad. Los traumatismos, pérdida muscular o falta de irrigación también pueden conducir a la pérdida de su pata.

Sin embargo, la enfermedad más grave y que conduce casi inevitablemente a la amputación de uno de sus miembros es el cáncer de hueso y los tumores. Este fue el caso de la mascota de @dylandelia87.

Mascota de @dylandelia87

Cuando el cáncer es maligno y se desarrolla de una manera los suficientemente agresiva como para no poder ser tratada por quimioterapia o radioterapia, no queda más opción que la cirugía.

El País habló con un médico veterinario y esto fue lo que contó.

“La pérdida de un miembro es un evento traumático, pero cuando el beneficio es mayor que los contras se decide actuar de esa manera. Con los cuidados adecuados del propietario, un animal puede recuperar la movilidad a los dos o tres días”

Rafael Sandoval Flores, Médico Veterinario

Otro factor que debemos tener en consideración por si alguna vez sufrimos de este evento con nuestras mascotas es el factor psicológico. Nosotros, los humanos, tenemos una mayor consciencia y pertenencia sobre nuestro cuerpo, mientras que un animal no pasa por este proceso de consciencia, y si lo hace, es mucho menor que el de un ser humano.

En Instagram bajo los hashtag#threeleggeddog y #tripoddog se pueden encontrar miles de perritos que también han perdido una extremidad pero no por eso su alegría.

Un perro de tres patas puede se tan feliz como uno con cuatro.

Puede interesarte