Por Andrés Cortés
21 julio, 2017

Vieron algo espantoso en su boca.

Siempre lo hemos dicho y hechos como este lo siguen demostrando: los perros son los mejores amigos del hombre y, si no existe un estudio científico que lo demuestre, la experiencia sí que lo hace. Stacie Rae English vivió una experiencia escalofriante junto a su mascota cuando dejó que su hermano le diera un paseo a su Pit Bull, pero sin correa.

«Mi hermano estaba caminando junto nuestra mascota, una mezcla de Pit Bull con Labrador, cerca de nuestro patio y el de los vecinos, a eso de las 10 de la noche.

Facebook Love What Matters

Él lo pasea tarde en la noche para que así pueda jugar sin correa y hacer todo lo que a él le gusta; explorar diferentes olores.

De repente, un chico del vecindario dio un grito estremecedor. Antes que mi hermano se percatara de lo ocurrido, Hurley, nuestro perro, saltó. Mi hermano al mirar a Hurley, vio que tenía algo entre sus dientes.

Lo que tenía en la mandíbula no era nada más ni nada menos que una serpiente cabeza de cobre, la cual estaba cerca del niño y Hurley la alejó de él.

Instagram deadsnake_greg

Pasado un momento, descubrimos que nuestro perro la había matado. El niño corrió hacia el vehículo con su madre y se fue tan rápido que mi hermano no pudo encontrar ninguna información del niño.

Nosotros asumimos que se fueron rápido porque el niño había sido mordido y lo trasladaron a urgencias.

Ocurrido el hecho, llamamos al control de animales para comprobar la escena y, sobre todo, para ver si la serpiente venenosa había mordido a Hurley.

Facebook Love What Matters

Para sorpresa de mi hermano, Hurley estaba sangrando. Tenía el cuello hinchado y brotaba espuma de su boca.

Efectivamente, encontraron dos heridas punzantes en el labio superior de Hurley. Control de animales se apresuró en llevar a Hurley al Denton Animal Hospital, en donde pasó toda una noche para comprobar qué tan grave era la herida y estar al tanto de la coagulación de la sangre.

Afortunadamente Hurley está mucho mejor el día de hoy, aunque continúa pareciendo un poco incómodo y con el rostro y cuello hinchado.

Facebook Love What Matters

Más tarde descubrimos que el niño que había huido del lugar rápidamente había descubierto un nido de serpientes cabeza de cobre y Hurley impidió que el niño fuera mordido.

Aún estamos tratando de averiguar quién es el niño pequeño para asegurarnos que se encuentra bien.

De momento, nuestro héroe Pit Bull Hurley está junto a nosotros. Nos gustaría que esta historia se compartiera para que aquellos que juzgan su raza cambien de opinión».

Los prejuicios sobre los perros de raza Pit Bull son enormes y muchas personas consideran que estos animales son sumamente violentos y asesinos. Sin embargo, con la crianza adecuada, cualquier animal puede llegar a ser tan tierno y protector como lo es Hurley.

Puede interesarte