Por Maximiliano Díaz
25 enero, 2018

El emocionante rescate de Thor, quien «solo te mira con sus ojos tristes y te rasguña para que lo acaricies» según su salvadora.

La semana pasada, una mujer llamada Laura Forma miró a través de su espejo retrovisor, y vio a un pitbull que cruzaba la calle tras ella. Y, a pesar de que nada la obligada a detenerse (de hecho no debió haberlo hecho, el perro estaba en la dirección opuesta al tránsito, y Laura ya tenía a 8 perros rescatados en su casa), el solo pensar en dejar a un ser como él solo en el mundo no era una opción. En sus palabras:

«Di la vuelta en U, y llegué al estacionamiento del centro comercial. Al principio, no podía encontrarlo, así que me quedé esperándolo por el lugar. Entonces salió de entre los autos, y lo llamé para que fuera junto a mí».

Laura Former

Era un día lluvioso en Houston, Texas, y el perro, ahora llamado Thor, tampoco dudó en ir a su encuentro. Según la rescatista:

«Corrió directo a mi auto y se paró junto a la puerta del copiloto, así que estaba listo para ser rescatado. Luego fue hacia mí, y saltó al asiento trasero del auto. Nunca pensé que un perro pudiera hacer eso, pero creo que es algo que no crees hasta que lo ves».

Laura Former

Thor tenía una cuerda atada a su cuello, como un collar, pero no tenía un nombre, un número de teléfono, ni una dirección; pero los grandes y tristes ojos del perro, hicieron saber a Laura que ese animal había pasado por muchas cosas difíciles. Al momento de comentarlo, ella dijo:

«Estaba muy quebrado. Podías darte cuenta. Y tenía algunas cicatrices en su rostro».

Laura Former

Forma no quiso llevar a Thor a un refugio. En Houston, se estima que hay más de 1,000 perros callejeros deambulando, y los refugios ya no dan abasto. Además, solo por el hecho de ser un pitbull, Laura dedujo que tendría menos oportunidades de ser adoptado que los otros perros.

Así que le abrió su corazón, y las puertas de su casa.

Laura Former

Según ella, Thor se acostumbró rápidamente:

«No hace nada malo. Hice una cama para él en mi habitación de descanso, y él solo se echa ahí todo el día. No hace ruidos, no muerde nada, es peculiarmente agradecido.

Laura Former

Estoy muy segura de que tuvo un hogar, y que está entrenado, es tan tranquilo y amigable. Conoció a mis otros perros a través de una pequeña puerta para mascotas, y no ha tenido ninguna reacción contra ellos».

Laura también asegura que le llama la atención lo cariñoso que Thor puede llegar a ser:

«Él solo te mira con sus ojos tristes y te rasguña para que lo acaricies. Es realmente dulce. A pesar de todas esas cicatrices, y por lo que sea que haya pasado, aún es capaz de amar, y eso es increíble».

Laura Former

Forma se sintió muy apegada a Thor en poco tiempo, pero sabía que lo mejor que podía hacer por él, era llevarlo con un grupo de rescate. Así que hizo los arreglos con Thee Little Pitties, un grupo de rescate de Houston, para que pudieran llevar a Thor a un hogar adoptivo sin la necesidad de que pasara por un refugio. 

Laura Former

Finalmente, Laura habló sobre la decisión de enviar a Thor con alguien más:

«Estoy feliz de haber tomado la decisión de dar la vuelta. A veces existe ese impulso de girar para volver por ellos. Es un perro realmente bueno, y hará a alguien feliz».

Puede interesarte