Navegué por el Mekong y metí los pies a ríos de Tailandia. Si hubiese sabido lo que ocultaban sus aguas, ni siquiera me acercaba a la orilla. 

Hay algunos peces bastante grandes en los ríos del mundo, pero dos especímenes, que coincidentemente viven en el sudeste asiático, se pelean el récord del “pez de agua dulce más grande”. Se trata del Pez Gato de Mekong y la Mantarraya Gigante.

El Pez Gato de Mekong más grande jamás capturado tenía casi 3 metros de largo y pesaba nada menos que 300 kilos, siendo entonces coronado como uno de los peces de agua dulce más grandes de que se tenga registro. Sin embargo, un nuevo hallazgo puede hacerle el peso literalmente con 60 kilos de más. Ya que científicos en Tailandia descubrieron una enorme mantarraya.

stingray_3230093b

Según la revista National Geographic, el animal fue capturado en el río Mae Klong, en Tailandia, a una hora de Bangkok. El veterinario Nantarika Chansue, integrante del grupo que ayudó a capturar y medir a la raya, dijo a la revista que el animal medía 4,3 metros de largo y 2,4 de ancho, y pesaba entre 318 y 363 kilos.

Desafortunadamente, el equipo no fue capaz de pesar al animal para obtener una cifra precisa, porque, como indicó Zeb Hogan, miembro de la National Geographic, estas especies son tan grandes y peligrosas que es difícil pesarlas sin salir herido. Pero de todas maneras, es un animal notable y ciertamente uno de los peces de agua dulce más grandes documentados hasta el momento.

En realidad ésta no es la primera vez que los científicos se encuentran con este particular animal: fue por primera vez capturada en 2009 en una expedición de la National Geographic que apuntaba a identificar y proteger al pez de agua dulce más grande del mundo. La raya fue capturada y liberada el 28 de enero de ese año, pero antes de dejarla ir, los científicos le pusieron un dispositivo electrónico y le realizaron una breve revisión general, la cual reveló que estaba preñada. Afortunadamente, después de hacerle un ultrasonido esta segunda vez, los científicos descubrieron que nuevamente estaba preñada de dos fetos. Estas son buenas noticias, dice Hogan, porque sugiere que el área es un lugar de crianza para estos animales.

hqdefault

Al llevar estos animales el dispositivo de rastreo, se puede saber de su estado cada cierto tiempo. Además esto permite conocer más sobre sus índices de crecimiento e inferir su esperanza de vida aproximada, la cual es actualmente desconocida. Esta raya en particular, era 30 cms. más larga en 2009, lo cual puede deberse a un accidente, o quizás a una riña con un macho. Situaciones que pueden haber provocado el acortamiento de su cola.

Los científicos están interesados en estos gigantes porque tanto la población de la Mantarraya Gigante como del Pez Gato de Mekong están en la lista de especies en peligro de extinción de la IUCN (Unión Internacional de Conservación de la Naturaleza). Esto se debe a la caza excesiva, destrucción y alteración de sus hábitats, a través de contaminación y represas. Todas, situaciones que se espera empezar a solucionar con planes de conservación.

Visto en IFL Science

Puede interesarte