Por Camila Cáceres
9 enero, 2017

“Es un momento que te hace espabilar, te hace darte cuenta de que estas en su casa, te das cuentas de que tú eres el pez fuera del agua aquí. No se supone que estés aquí”.

En el año 2012, Joseph “Joe” Butler era sólo un dedicado estudiante de biología marina de la Universidad de Plymouth. Su excelencia académica fue premiada con un viaje de investigación, que realizó junto a varios de sus compañeros a Kleinbaai, Sudáfrica, con el objetivo de hacer un estudio de campo. Butler no sabía que le esperaba la impresión de su vida.

Media Drum World

Parte del estudio dedicaba tiempo a observar tiburones blancos desde una lancha. Tiraban una carnada y guiaban con ella a los increíbles animales. Sin embargo, un sujeto particularmente grande y rápido se rehuso a ser guiado y saltó del agua cuando menos lo esperaban.

Medía al menos 3 metros de largo.

Media Drum World

“La sensación en el momento no lo describiría como estar nervioso. Estás demasiado ocupado sintiéndote impresionado a lo que tienes en frente. Es diferente a verlo en televisión o en fotografías, verlo frente a ti es una experiencia totalmente diferente. Es un momento que te hace espabilar, te hace darte cuenta de que estás en su casa, te das cuentas de que tú eres el pez fuera del agua aquí. No se supone que estés aquí”.

-Joe Butler relatando el suceso a Seeker Stories

Media Drum World

“Creo que muchos tienen esta imagen en su cabeza de [los tiburones] como los depredadores ideales cuando en realidad son bastante vulnerables. Verlos en su espacio natural es algo que le recomendaría a cualquiera sin pensarlo”.

Media Drum World

Joe Butler trabaja actualmente protegiendo la vida marina de la costa oeste de Irlanda.

Puede interesarte