Por Antonio Rosselot
7 noviembre, 2017

“Mamá, ¡un tiburón me quitó el almuerzo!”

Uno tiene que luchar contra muchas cosas en esta vida: el hambre, la cama, los días lunes…estamos rodeados de esas micro disputas que hacen que nuestra vida sea un sinfín de posibles elecciones y consecuencias. Y bueno, hay un montón de luchas que aún no conocemos, y algunas otras que probablemente nunca pensamos que existirían.

Pero ninguna de ellas involucra a un tiburón.

Lo que les contaré ocurrió en San Pedro, Belize. Esta paradisíaca playa tiene un montón de fauna marina comestible (pido perdón a los animalistas), y un buceador hizo uso de sus aptitudes de caza submarina para hacerse con un rico pescado de almuerzo. El problema es que él no era el único depredador rondando por la zona.

Newsflare

En un video registrado por uno de los colegas del buceador, se ve a un tiburón tratando de arrebatarle el pescado, que ya estaba guardado en la red de caza. Pero ojo, no es un tiburón blanco ni nada con grandes y trituradores dientes, sino que es un tiburón nodriza. Si bien su aspecto es intimidante, es una especie bastante inofensiva. Claro, a menos que la provoques.

Estábamos buceando y uno de mis compañeros vio un bonito mero, el cual almorzaríamos después. Pero un tiburón nodriza del sector tenía otros planes y robó el pez de nuestra malla de caza. Luego empezó un forcejeo entre mi amigo y el tiburón, que rompió por completo la malla y partió raudo con nuestra comida.

Amigo del buceador en Facebook

Newsflare

La escena es bastante tragicómica: la desesperación del hombre luchando por su preciado pez, y el tiburón jalando de la malla sin ningún criterio. De hecho, el amigo que grabó el video no puede contener las carcajadas, que suenan claras bajo el agua.

Newsflare

Y bueno, finalmente el tiburón fue el ganador y se llevó a la presa. ¡JAQUE MATE, HUMANOS!

No te lo pierdas