Por Camilo Morales
20 junio, 2022

A pesar de la caída de gran altura, el cachorro quedó ileso. El ciudadano que había denunciado el hecho lo llevó hasta un veterinario y después lo acogió en su hogar.

Cuando los perritos tienen que vivir en la calle por diversas circunstancias, no solo tienen que enfrentarse al desafío de poder conseguir comida y agua, y así no morir por inanición, sino que también tienen que tener cuidado al momento de transitar por lugares que pueden ser peligrosos.

Y es que como los perros se aventunan en las calles, muchas veces pueden toparse con carreteras, autopistas o canales de regadíos, los cuales representan un peligro para su integridad física.

Pixabay

Muchos perritos al momento de estar extraviados y perdidos, y no conocer el terreno en donde están transitando, pueden terminar en situaciones riesgosas y accidentadas, tal como le ocurrió a un can en Ciudad de México.

Según información del Twitter oficial de la Secretaría de Seguridad Ciudadana de la Ciudad de México, hace unos días se conoció el caso de un cachorro que cayó por un barranco y que no podía salir.

Twitter @SSC_CDMX

Hay que tomar en cuenta que el barranco tenía mucha altura, por lo que el perrito se salvó de milagro de no fallecer producto de la caída.

Según explicaron las autoridades, los policías de la Brigada de Vigilancia Animal recibieron la llamada de un transeúnte que vio al cachorro en el fondo del barranco, intentando salir. Sin embargo, como el perrito era tan pequeño no podía escalar.

Twitter @SSC_CDMX

El barranco tenía aproximadamente 30 metros de profundidad y tenía escombros, basura y desechos, lo que hacía más difícil para el cachorro poder salir del lugar.

Cuando los efectivos llegaron tuvieron que usar una herramienta especial para descender y lograr sacar al perrito. Las maniobras de rescate fueron exitosas y los policías pudieron acercarse hasta el cachorro para hacerle cariño y tranquilizarlo luego de su traumático accidente.

Twitter @SSC_CDMX

Las autoridades se dieron cuenta que el cachorro era callejero, ya que no tenía ningún collar puesto. Fue así como el ciudadano que denunció el siniestro decidió adoptar al perrito y llevarlo hasta una veterinaria para que pudiera ser examinado.

Puede interesarte