Por Romina Bevilacqua
2 abril, 2015

Su excelente idea transformará este pequeño lugar en un gigantesco proyecto ecológico que velará por la salud y bienestar de los ciudadanos. 

Hay tres cosas que realmente me gustan de esta iniciativa. La primera de ellas es que estas mujeres tenían un gran proyecto en mente pero para desarrollarlo necesitaban espacio. ¿El problema? El único terreno disponible al que podían acceder era un sitio baldío con un viejo edificio en regulares condiciones, sin embargo esto no las detuvo. Por el contrario, las hizo pensar en algo aún mejor: un gigantesco jardín vertical que producirá vegetales frescos todo el año y que incluso hará entregas a domicilio para que los habitantes de Jackson en Wyoming tengas acceso a alimentos frescos de calidad.

La segunda de ellas es que su personal de trabajo serán adultos con capacidades especiales a los que les enseñarán a cultivar y cosechar estos alimentos, además de las labores de inventario, para integrarlos a la sociedad de una mejor forma. Y la tercera… bueno, ¡Que es un gigantesco invernadero hidropónico que producirá más de 45.000 kg de alimentos al año!

httpv://youtu.be/2WdrNf4zaus

Jackson, Wyoming, es un lugar bastante inusual para cultivar alimentos: A una altura de más de 1.600 metros y con nieve que dura hasta mayo la temporada de cultivos suele ser de sólo un par de meses. También es un lugar bastante costoso para plantar un jardín –un sitio promedio disponible puede costar fácilmente más de 1 millón de dólares–. Pero el sitio que ellas utilizarán es de propiedad pública y ya han resuelto el problema del clima para cultivar durante todo el año. “Reemplazaremos gran parte de los alimentos cultivados en México o California y transportados hasta aquí”, explica Penny McBride, una de las fundadoras. “Ahora todos sabrás de dónde provienen sus alimentos”.

Untitled-3

Puede interesarte