Una medida que podría salvar a muchas especies si es que otros la siguieran. 

Cabezas de ciervos, leones y búfalos en la pared. Piel de zebra, jirafa o leopardo para pisar como si fuese alfombra. Colmillos de elefante convertidos en el mango de un paraguas, objetos de colección o un collar. Un gorro blanco y un abrigo rojizo, que alguna vez pertenecieron a una foca bebé y a un zorrito respectivamente.

Todas estas cosas me parecen absolutamente anticuadas, y la verdad, no me las esperaba encontrar más allá de un palacio, un museo o incluso en el fondo de algún armario. Pero estaba equivocada. Hace tan sólo un mes, South African Airways (SAA), la aerolínea más grande de ese continente ha prohibido el transporte de rinocerontes en peligro de extinción, elefantes, leones y cualquier otra especie salvaje, a bordo de sus vuelos de pasajeros o de carga.

71624637

Robert Caputo

Una forma que no impide, pero por lo menos dificulta, que todos esos cazadores o coleccionistas regresen a sus hogares con sus trofeos. «La gran mayoría de los turistas visita África para presenciar la maravillosa vida salvaje que queda. Por eso, consideramos que también es nuestro deber el trabajar para asegurar que esto se preserve a las generaciones futuras», comentó Tim Clyde-Smith, el encargado de la aerolínea para Sudáfrica en un comunicado de prensa, y agregó que la empresa tomó la determinación tras la reciente y terrible revelación de que la tasa de rinocerontes cazados furtivamente el año pasado en Sudáfrica era más grande que nunca, con más de mil especímenes (el doble que el año 2013).

TAXIDERMIA6

Para agrado de todos los amantes de los animales esta normativa entró en vigencia el 21 de abril, y ya para el 25 se estaba cumpliendo, cuando la Asociación de Cazadores Profesionales de Sudáfrica alegaban por un embargo. La aerolínea dijo que no haría excepciones, incluso si el cazador tiene un permiso válido «expedido por las autoridades competentes» para el transporte de los animales.

001aa0bcc1d710c7980c01

Fuente

A raíz de esto, la pregunta es si otras compañías aéreas internacionales seguirán su ejemplo para hacer cada día menos atractiva la caza deportiva. Y por el momento, Delta Airlines, la única aerolínea estadounidense con vuelos directos a Sudáfrica, no ha querido hacer comentarios con respecto al embargo de SAA.

«Vemos esto como un paso valiente y positivo por parte de South African Airways para limitar la mortalidad inducida por el hombre», explicó la portavoz de la Fundación de Vida Salvaje de Africa, Kathleen Garrigan y también comentó que: «es bastante impactante dado que la aerolínea podría perder muchos clientes y que el continente en sí, es un importante destino de caza deportiva».

6a00d8341bfb1653ef00e54f9044bc8834-800wi

Fuente

Puede interesarte