Por Juan David Montes
4 agosto, 2016

Esta historia deja los estereotipos a un lado.

Todas esas historias de perros que le ladran con desenfreno a los carteros no son una regla sin excepción, después de que un usuario de Facebook identificado como Michael Collins compartiera el video de un trabajador de la empresa de correos que todos los días pasa por su casa para saludar a su perro, aunque no tenga correspondencia para dejar allí.

httpv://youtu.be/GSKFQLrwxiE

Lo que más llamó la atención de Michael es que, a diferencia de la mayoría de personas, este mensajero no se ha dejado intimidar por el tamaño de su perro, que usualmente causa miradas de miedo sin justificación alguna:

“Él siempre es mirado como un perro peligroso o inaccesible, probablemente porque es grande, no estoy seguro. Él no les ladra ni gruñe (…). ¡Pero este chico siempre hace el esfuerzo de bajarse de su bicicleta para darle un abrazo y una palmadita!”.

Parece que nos habíamos equivocado…

¡Los perros y los carteros sí pueden ser amigos!

Puede interesarte