Por Alvaro Valenzuela
23 noviembre, 2016

¡Tomen nota ciudades del mundo! Así se cuidan las especies nativas.

Los pequeños residentes de una ciudad al sur de Nueva Zelanda acaban de recibir su propio túnel privado. Pero no estoy hablando ni de hobbits ni ninguna criatura de la Tierra Media, me refiero a unos pequeños pingüinos azules que estaban en peligro en la ciudad de Oamaru pues tenían problemas para llegar desde el  mar a sus nidos.

Esta especie de pingüinos es la más pequeña del mundo. Conocidos como azules, o simplemente pequeños pingüinos, se encuentran en las costas de Nueva Zelanda, el sur de Australia y ocasionalmente en Chile. Su tamaño promedio es de 30 centímetros y pasan la mayor parte del tiempo en el mar cazando pequeños peces y crustáceos. Luego de esto vuelven a sus nidos a cuidar de sus crías.

Oamaru Blue Penguin Colony
Oamaru Blue Penguin Colony

La idea de esta ciudad neozelandesa fue ayudar a las pequeñas aves a tener un paso seguro a través de la carretera que separa la costa de sus nidos. Esto no sólo ayudará a prevenir accidentes y atropellos, también se espera que alivie el estrés que causa en los pingüinos el tener que enfrentarse a las hordas de turistas que quieren fotografiarlos. Aunque los visitantes pueden tener buenas intenciones, se comprobado que pueden interferir en el camino de las aves y evite que vuelvan a alimentar a sus polluelos.

Mira el increíble túnel en este video:

El túnel de Oamaru es un pequeño paso sólo apto para pingüinos que lleva directamente desde la playa a su colonia. ¡En total tiene 25 metros de largo!

La reacción a esta intervención, que demoró tres semanas en construirse, ha sido “casi universalmente positiva”, según el coordinador general de la colonia Jason Gaskill. “Había un peligro potencial ahí, así que lo que quisimos hacer fue crear un ambiente donde las personas, pingüinos y vehículos pudieran moverse libremente”, dijo Gaskill a CNN. “Diría que el proyecto ha capturado la imaginación de muchas personas, incluida la comunidad local”.

¡Enhorabuena! Ahora estos pingüinos miniatura podrán ir a cazar no sólo con seguridad sino también con mayor privacidad.