Esta historia ha conmovido y maravillado al mundo. Es un acto de compasión entre distintas especies que demuestra lo increíble que es la naturaleza.

No era un día cualquiera para nadar en el mar de Canadá. Una joven foca estaba de paseo por la costa, cuando fue arrastrada por la corriente. El oleaje era fuerte y la llevaba contra las rocas filosas. La foca se empezó a asustar y se impulsaba con todas sus fuerzas para salir de esa trampa mortal.

El oleaje era muy fuerte y la arrastraba contra las rocas

Captura-de-pantalla-2015-01-26-a-la(s)-17.37.26

Las olas rompían con mucha fuerza contra las rocas y la foca se empezaba a preocupar más y más.


Todo se veía perdido

Captura-de-pantalla-2015-01-26-a-la(s)-17.36.45

Estaba a tan solo 100 metros de la playa, pero el cansancio la vencía y estaba a punto de rendirse.


Una curiosa gaviota se detuvo a ver que sucedía.

Captura-de-pantalla-2015-01-26-a-la(s)-17.38.34

La gaviota intentó animar a la foca para que se esforzara un poco más. Pero la foca ya no era capaz ni de levantar la cabeza.


Grandes sombras se empezaron a acercar a través del agua

Captura-de-pantalla-2015-01-26-a-la(s)-17.39.10

Una familia de delfines nariz de botella venía hacia la foca. Con mucha gentileza la acompañaron y le indicaron el rumbo a seguir.


Parece que este lindo gesto dio resultado

Captura-de-pantalla-2015-01-26-a-la(s)-17.42.16

La foca está más animada y quiere salir de este problema a toda costa. Pone mucha atención a las indicaciones de los simpáticos delfines.


El apoyo de los delfines

Captura-de-pantalla-2015-01-26-a-la(s)-17.40.46

Con nuevos deseos de vivir, la foca enfocó todas sus fuerzas en seguir nadando. Y finalmente, pudo salir de la corriente y volver a internarse en las profundidades del océano.

Ve el emocionante video donde triunfa de naturaleza:

httpv://youtu.be/fB3FT3t6_sE

Puede interesarte