Por Alejandro Basulto
25 noviembre, 2020

Se trataba de una cayume o caretta caretta, que pesaba casi 159 kilos al momento en que fue encontrada. Actualmente se encuentra en un acuario donde está siendo cuidada por los expertos.

Pesando 159 kilos y encontrándose aturdida, fue encontrada varada de espaldas una tortuga boba en una playa de Cape Cod, en el estado de Massachusetts. Su estado inconsciente se debía a que había sido aturdida por el frío, corriendo el riesgo de fallecer al encontrarse también boca arriba, posición que dificulta su respiración. Este reptil fue hallado junto a otras 150 tortugas de la misma especie que habían quedado varadas por la mismas razones. Todos juveniles, menos ella. Un fenómeno raro que llamó la atención de los expertos.

Rápidamente esta tortuga boba fue transportada al Santuario de de Vida Silvestre Wellfleet Bay de la Sociedad Audubon, para posteriormente ser trasladada al Centro de Cuidado de Animales del Acuario de Nueva Inglaterra, donde en la actualidad se encuentra bajo tratamiento.

Audubon Wellfleet Bay Wildlife Sanctuary

Normalmente las tortugas marinas juveniles son aturdidas durante el otoño al no poder salir de la bahía de Cape Cod cuando migran a aguas más cálidas. Mientras que en invierno, en los meses más fríos del año, pueden verse a ejemplares adultos de estos reptiles varados. Sin embargo, el ejemplar rescatado, a pesar de ser un adulto, se encontraba con el primer grupo, el de los juveniles.

Audubon Wellfleet Bay Wildlife Sanctuary

Se cree que esta tortuga boba tendría unos 30 años, la que fue socorrida con una manta naranja para que entrara en calor. Mientras que en el Centro de Cuidado de Animales del Acuario de Nueva Inglaterra, ha sido tratada con medicamentos y reponiendo sus fluidos en un intento de estabilizarla.

Intentos ante los que ha estado poco receptiva y con serios problemas para respirar.

Audubon Wellfleet Bay Wildlife Sanctuary

Los expertos esperan cuidarla hasta que recupere la salud lo más rápido posible y así entonces poder devolverla a la naturaleza, que es donde pertenece. El mismo Dr. Charles Innis, director de Salud Animal del Acuario de Nueva Inglaterra, explicó a NBC, que su hallazgo no solo es extraño por su tamaño, sino que también porque es un adulto macho, que en pocas ocasiones se avistan en esta época, además de que también es importante porque se trata de un ejemplar de una especie que ha sufrido una grave disminución de su población, debido a su captura incidental en la pesca.

Puede interesarte