Por Catalina Grez
30 noviembre, 2015

Nunca había visto especies tan raras.

La tripulación de la expedición EV Nautilus decidió hacer una pequeña visita a un lugar asombroso: las Islas Galápagos en Ecuador. Un paseo que tenía contemplado hacer estudios sobre la diversidad biológica que se encuentra en el océano, terminó con grandes hallazgos que pusieron sonrisas en los rostros del equipo.

2015_season_map_large
EV Nautilus

Ellos lograron capturar imágenes de criaturas realmente increíbles y decidieron hacer un video para mostrarle al mundo lo que se oculta en las profundidades de esa zona.

Entre todos los seres vivos que lograron grabar está el gusano calamar (Teuthidodrilus) que fue descubierto por primera vez en 2007. Así que podrán imaginar la felicidad que sintieron cuando lo vieron pasar al frente de ellos. También vieron a distintas medusas de color morado y otros organismos que resaltaban en el paisaje submarino.

Captura-de-pantalla-2015-11-27-a-las-12.34.55
Dolores Ochoa

Todos quedaron impresionados porque habían cumplido su meta: grabar las especies más extrañas que pudiesen encontrar.

Como este lugar está ubicado en aguas cálidas, la cantidad de especies que existen en él son magníficas: llenas de distintos colores y formas han asombrado a todos los visitantes que han tenido la suerte de encontrarlas.

“Además de las fuentes hidrotermales, es un hábitat importante para las comunidades biológicas como son las laderas volcánicas de las Islas Galápagos y las montañas submarinas cercanas. Ofrecen un hábitat y refugio para muchos organismos”.

EV Nautilus