Por Constanza Suárez
4 febrero, 2020

Mantienes vivo el recuerdo de la mejor forma. Urna Bios espera transformar los cementerios en bosques.

Perder a una mascota es uno de los momentos más difíciles. Además sentir una tristeza extrema, todo dueño busca alguna forma de recordar y honrar con respeto a su querido compañero de vida. Urna Bios dio con una idea para lograrlo.

Unsplash

Plantar una Urna Bios es una forma de mantener viva la memoria de tu mascota, regalando más vida. Es la primera urna biodegradable diseñada para convertir los restos de animales en un lindo árbol. 

“Concebida especialmente para ser utilizada con la semilla o esqueje de su elección, y permite, gracias a su diseño de dos cápsulas independientes, el crecimiento del árbol a la vez que recuerdas su mascota”, explica la iniciativa en su sitio web oficial. 

Instagram @biosurn

Urna Bios espera transformar los cementerios en bosques.

¿Cómo funciona? Fácil, primero se debe rellenar la cápsula inferior con las cenizas del animal. Luego mezclar los componentes con la semilla elegida en la cápsula superior. Finalmente, se cierra la urna y se puede plantar entre 3 y 5 cm de la superficie de la tierra.

Instagram @biosurn

La Urna Bios Pets y las cenizas formarán parte de la naturaleza a medida que el árbol crece. Esta urna cuenta con un diseño universal que permite utilizarla con cualquier tipo y cantidad de cenizas.

En su misma página web compartieron la historia de Copito de Nieve, un gorila albino que gracias a Urna Bios sus cenizas se convirtieron en un árbol sudafricano. Vivió en el Zoológico de Barcelona desde 1966 hasta su muerte en 2003 debido a un cáncer de piel.

Instagram @biosurn

Las autoridades del zoológico se contactaron con Urna Bios para saber si podían crear un prototipo de la urna y usarlo para plantar un «Calodendrum Capense», un árbol sudafricano que puede crecer hasta los 20 metros de altura. 

Instagram @biosurn

“Pensaron que podría ser un gran símbolo para conmemorar la existencia de un animal único, y así fue. Copito de Nieve fue plantado simbólicamente al lado del espacio Gorilas del Zoo de Barcelona el 25 de abril de 2004”, escribieron. 

A pesar de lo desgarrador que es perder a un amigo, esa tristeza puede terminar convirtiéndose en esperanza y un aporte para el planeta.

Instagram @biosurn

¿Te gustaría que tu mascota se convierta en un árbol tras su muerte?

 

 

 

 

 

Puede interesarte