Por Romina Bevilacqua
11 diciembre, 2015

Espero que los demás países estén tomando apuntes para seguir su ejemplo.

En plena sesión de la cumbre energética de París realizada entre el 30 de noviembre y el 11 de diciembre en la localidad de Le Bourget, Uruguay nos presenta una asombrosa noticia.

En menos de 10 años el país ha disminuido drásticamente su huella de carbono y ha llegado a producir el 94,5% de su energía por fuentes renovables.

Así, mientras los líderes mundiales se han reunido para definir nuevos recortes de emisiones para 2020 y firmar acuerdos para ayudar monetariamente a aquellos países más pobres para enfrentar el cambio climático, Uruguay nos demuestra que enfrentar el cambio climático y ser más responsables con el medio ambiente es posible –y aparentemente no tan complicado–.

#parque #eólico #Uruguay #colonia mírate esto @fedemvd son 30 o mas molinos en la zona… #salado #uruguayeolico

A photo posted by Santiago Bm (@santiagobm1702) on

¿Lo mejor? ¡Incluso el costo de la energía ha disminuido!

Ya les habíamos informado antes cómo los charruas habían visto caer 6% sus cuentas de electricidad gracias a su política energética y que para principios de este 2015 el 40% de su principal matriz energética provenía de fuentes limpias como plantas eólicas, solares y de biomasa –mientras el promedio mundial no superaba el 17%–.

Hoy en país charrua ha logrado disminuir su huella de carbono sin aplicar subsidios gubernamentales ni aumentar los costos eléctricos de la población, además hay menos cortes eléctricos gracias a la mayor diversidad de fuentes energéticas que les permiten enfrentar de mejor manera las sequías –en el país no se han vuelto a construir centrales hidroeléctricas hace más de dos décadas–.

#eolica #aereogenerador #vestas #energiaeolica

A photo posted by Raul Tenorio Infante (@raul_tenorio) on

Pero estos esfuerzos no han pasado desapercibidos. El Banco Mundial y la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) en conjunto con la WWF, nombraron al país como uno de los «Líderes en Energías Verdes«, donde se destacó como el país latinoamericano que invirtió una mayor cuota de su PIB (Producto interno bruto) en energías limpias en 2012 y el país latinoamericano con mayor tasa de crecimiento en la inversión de energías renovables en 2014. 

«El país está definiendo tendencias globales en la inversión de energías renovables»

Informe WWF Líderes en Energías Verdes 2014–

Pero eso no es todo. Ramón Méndez, ex Director Nacional de Energía, anunció un ambicioso compromiso en la cumbre de París COP21: que Uruguay se comprometía a disminuir el 88% de sus emisiones de carbono para 2017, en comparación al promedio de emisiones del período 2009-2013.

«Hemos aprendido que las renovables son sólo un negocio financiero. Los costos de construcción y mantenimiento son bajos, así que mientras les des a los inversores un entorno seguro, es muy atractivo»

Ramón Méndez

Mientras Uruguay continua liderando un exitoso camino hacia las energías renovables, esperamos que el resto de los países tomen nota. 

Puede interesarte