Por Antonio Rosselot
21 julio, 2020

«Jefferson Rescata» (Ecuador) llegó a tiempo para sacar a los pequeños del hoyo de siete metros de profundidad. La madre de los cachorros lo había cavado poco antes de parir para dejarlos protegidos y seguros.

A continuación les traemos otra de esas historias inspiradoras que tanto nos gustan, en donde seres humanos de gran corazón evitan que animalitos indefensos sufran por las inclemencias del destino.

Les presentamos a Jefferson Ortiz, mejor conocido como «Jefferson Rescata», un ecuatoriano que dedica su tiempo y vida a rescatar y rehabilitar a todo tipo de animales en sufrimiento.

Una de sus últimas proezas le trajo el reconocimiento y alabanza de los cibernautas. Lo llamaron para rescatar a unos cachorritos recién nacidos que estaban dentro de un profundo agujero, de unos siete metros de profundidad.

Resulta que la madre de los cachorros cavó el agujero para poder parir y dejar a sus pequeños en un lugar seguro cuando ella saliera. Claro que ese lugar seguro no era para nada accesible para un humano y tenía una mínima entrada de aire, por lo que era muy probable que los pequeños murieran asfixiados en cosa de días.

View this post on Instagram

Estaban en un hueco de 7 metros

A post shared by Jefferson Rescata (@jeffersonrescata) on

El riesgo de que los perritos quedaran sepultados hizo que Jefferson y su equipo trabajaran con la precisión de un reloj suizo, cavando con delicadeza para no causar derrumbes y atrapar a los cachorros. Sin embargo, luego de un buen rato, aún no estaban ni cerca de llegar al lugar exacto.

Luego, Jefferson hizo una riesgosa jugada: cavar un agujero justo en la zona donde se encontraban los perros, para sacarlos desde arriba. El joven debió meter prácticamente todo su cuerpo dentro del hoyo y adaptarlo a los espacios de adentro.

Tras un par de intentos, Jefferson logró ubicar al primer perrito y lo sacó con los pies, teniendo extremo cuidado en no dañarlo ni dañarse a sí mismo. A estas alturas estaba cubierto de tierra, pero lo único que importaba en ese minuto era sacar a los cachorros sanos y salvos.

Luego de un esfuerzo sobrehumano, varias picadas de mosquitos y un mini ataque de ahogo por la estrechez del espacio, el hombre logró sacar a los ocho pequeños bajo la atenta mirada de la madre, que parecía no entender lo difícil que había puesto la situación para el rescate de sus crías.

Jefferson compartió el registro en su cuenta de Instagram —dividido en dos partes— y comentarios como «héroe sin capa», «ídolo» y «ángel caído del cielo» llenaron las publicaciones.

https://www.instagram.com/p/CB4fkNjHBK4/

Y claro, no merece menos después de haber sacrificado su cuerpo y su esfuerzo para salvar a unos cachorros indefensos.

Puedes encontrar más información sobre el trabajo de Jefferson en su página web, Facebook e Instagram.

Puede interesarte