Por Leonardo Granadillo
15 abril, 2019

El cariño de las mascotas fue más que suficiente para calmar las aguas en esta prisión. Incluso hubo algunos reos que mostraron un mejor comportamiento tras el encuentro con los canes ❤.

La capacidad que tienen los perros para transmitirnos paz, tranquilidad, diversión, todo tipo de emociones no deja de sorprendernos. Los compañeros de cuatro patas siempre han sido considerados como ‘el mejor amigo del hombre’ pues déjenme decirles que es un título bien ganado.

Una fundación consiente de todo lo que aportan los canes decidió iniciar un programa para cambiar la vida de los condenados. Canine CellMates se asoció con la cárcel del condado de Fulton en Atlanta con el objetivo de reintegrar a la sociedad a estas personas y bajar las malas conductas y la reincidencia en delitos.

Canine Cell Mates

A través del programa, los reclusos pueden cuidar a los perros durante dos meses, y vaya que ha traído beneficios. Al comienzo todos tenían una opinión reservada, temían por los perros, pero J. Lennox Gavin encontró algo muy importante en su prueba, que las mascotas tienen un efecto muy positivo en los internos, les da responsabilidad y valores. 

Según Gavin los perros ayudan a los detenidos a enfrentar los problemas de una forma más positiva, se conoce que los indices de violencia dentro de la prisión bajaron demasiado, una muestra de que el programa está surtiendo su efecto positivo.

El caso más asombroso fue el de John Dolan, quien se hizo mejor amigo de un pitbull llamado George. Antes tenía constantes problemas de comportamiento, ahora está alejado de las drogas y las malas conductas. Hay que saber respetar el puesto que estos seres pueden tener en nuestras vidas, te dejamos el vídeo del exitoso proyecto:

 

Puede interesarte