Por Daniela Morano
6 diciembre, 2018

Sabía que no era mucho lo que podía ofrecerle, pero no quería que terminara como él. Sin casa, comida, ni familia.

Hay quienes a pesar de no tener nada material en sus vidas, quizás ni siquiera un techo bajo el cual vivir, deciden ayudar a otros en el mismo estado que ellos. Como este hombre, Ron, quien a pesar de no tener una casa, sí tiene un gran corazón, especialmente si se trata de perritos abandonados que necesitan ayuda. Aunque lo único que él puede entregarles es algo de cariño, eso puede ser suficiente.

Angel Janes vio a este hombre a un costado de calle, sentado solo y con él un cartel donde pedía dinero o trabajo. Se acercó y le ofreció un cigarrillo, lo único que tenía a mano pero al hacer eso vio que algo sostenía en sus piernas. Era un pequeño chihuahua.

Enrollado en una frazada, Ron intentaba mantener abrigado al perrito. Angel vio que claramente no tenía el dinero para darle de comer y conversó con él, quien le contó que vio cómo su familia lo dejaba abandonado en la calle.

Facebook Angel Janes

“En ese breve momento que hablamos, me sentí inspirada por esta persona. Sólo quería hacer lo correcto para que no fuese ‘vagabundo como yo'”, dijo ella a The Dodo.

Por más que quería quedarse con el perro, Ron no podía. Angel tampoco pero decidieron que ella compartiría en su página de Facebook fotos para conseguirle un hogar. Entonces apareció Kathleen Dallman, quien compartió el post y “ya iba en camino a buscar al perro. Le dio $50 dólares a Ron por haberlo mantenido a salvo. Él le dijo ‘no, sólo quería hacer lo correcto’, pero ella le insistió en que tomara el dinero”.

Facebook Angel Janes

“Él lloraba porque pudo ayudar a un perro a encontrar un hogar. Dijo que él sabía lo que se sentía no tener una casa, y no quería que el perro sufriera como él”.

Kathleen Dallmann

Al poco tiempo después el chihuahua, quien fue nombrado Lucky Louie, fue adoptado por Chasity Guyer y su hija.

“Estaba tan feliz de que todo haya funcionado, pero no podía dejar de pensar en Ron. No tenía una casa, así que abrí una página en GoFundMe y hasta ahora hemos reunido $500 dólares”. De hecho, actualmente va en $4 mil dólares que ya fueron entregados a Ron.

Kathleen Dallmann

“Lloraba y no podía creer que la comunidad haría algo tan lindo por él. Cuando le pasé el dinero, me dijo que quería que algo fuese para el perro, pero le dije que era sólo para él”.

Esa noche Ron durmió bajo un techo y con ayuda de Kathleen compró un celular para comenzar a buscar trabajo. “Realmente quiere trabajar. Como el perro, todos merecen una segunda oportunidad en la vida”.

Puede interesarte