Por Constanza Suárez
22 enero, 2019

El conductor Clyde Compton recogió a los gatos bebés y los llevó a un refugio. “Si no los hubiera visto, ciertamente habrían muerto”, dijo.

Clyde Compton conducía un camión de leche en medio de una tormenta de nieve en Canadá, cuando de pronto una extraña mancha negra entre la espesa capa blanca llamó su atención. “Parecía una prenda de vestir cuando lo ví”, dijo el hombre a The Dodo.

Entonces se acercó y de inmediato supo que debía hacer algo. Una vida, o vidas, dependía de él.

Clyde Compton

Acurrucados entre ellos en medio de la fría nieve, intentaban sobrevivir tres pequeños gatitos negros. No habían huellas que los rodearan, por lo que todo apuntaba a que el grupo había sido abandonado.

Clyde no dudó y rápidamente recogió a los felinos y los llevó hasta su casa, a 19 kilómetros, donde su esposa e hija los esperaban para darle amor y calor a los pequeños. Y así lograr salvar su vida.

La familia ya contaba con dos gatos y dos perros -también rescatados- por lo que se pusieron en contacto con un grupo de rescate de animales de su ciudad, Deer Lake Kitten Rescue, que ayudó a coordinar la atención veterinaria de los gatitos y los trasladó a un refugio.

Clyde Compton

Le dieron un nombre a cada uno de los adorables gatitos: Flurry, Shiver y Stormy. Aún necesitan tiempo para recuperarse, por su bajo peso y el segundo porque aun toma antibióticos por una infección respiratoria.

Pero teniendo en cuenta todo lo que han pasado, el trío de 10 semanas sorprende con su amabilidad y ganas de jugar todo el tiempo.

Clyde Compton

Tanya Wight, voluntaria del grupo de rescate, ha estado albergando a los gatitos mientras recuperan su fuerza, contó la chica en su cuenta de Facebook. Una vez que estén listos, serán transferidos a la Sociedad de prevención de la crueldad de animales de Newfoundland.

“Si no los hubiera visto, ciertamente habrían muerto”, dijo Clayton.

Clyde Compton

Puede interesarte