Por Daniela Morano
2 agosto, 2019

Todos lo confundían por el famoso chupacabras así que prefirieron alejarse. Sólo una mujer se atrevió a salvarlo.

En Ocean Springs, Mississippi, un misterioso animal fue visto rondando las calles, entrando sin permiso a los jardines de las casas. Nadie sabía de qué se trataba, pues no parecía un perro ni un gato, animales que normalmente encontrarían rondando solos. Durante dos meses la curiosa criatura se escondía del calor debajo de camiones, y por las noches salía a buscar comida. No tenía ni un sólo pelo en su cuerpo, lo que hacía que algunos le temieran aún más.

Sin embargo Missy Dubuisson, fundadora y directora de Wild At Heart Rescue, vio una foto y supo de inmediato de qué se trataba. «Le dije a todos ‘chicos no es el chupacabras, es un zorro sin pelaje'», contó a The Dodo. «Pero no se ven animales sin pelaje acá o en otros lugares, y si los ven, suele ser porque tienen algún problema- como una enfermedad autoinmune o problemas a la piel».

Margaret Raines, Missy Dubuisson

Dubuisson se dio cuenta de que el pequeño zorro tenía sarna. «En situaciones de estrés o mucho calor o cuando maduran, los ácaros o parásitos se toman el cuerpo del zorro y causan esta enfermedad autoinmune».

La infección no es difícil de tratar... siempre y cuando sea posible alcanzarlo.

Margaret Raines, Missy Dubuisson

Los zorros son buenos evadiendo trampas y Dubuisson le pidió ayuda a Margaret Raines, quien se dedica a capturar gatos callejeros para ayudarlos. Dejó una trampa especial, camuflada con hojas, ramas y comida además de una cámara.

Durante 50 días dejó comida con el fin de ganarse la confianza del pequeño.

Margaret Raines, Missy Dubuisson
Margaret Raines, Missy Dubuisson

Atrapó gatos y zarigüeyas curiosas pero el zorro seguía escapando hasta que un día se rindió y entró.

Una vez en el refugio, era evidente que el zorro estaba confundido e incómodo, pero a medida que mejoraba con medicamentos y su dolor se pasaba, se mostraba más amable.

«Al principio era muy tímido y temeroso pero ahora sabe que le estamos dando de comer y está recuperando las energías, sabe que no queremos hacerle daño».

Margaret Raines, Missy Dubuisson

Una vez que esté recuperado, será regresado a la naturaleza.

Puede interesarte