Por Luis Lizama
17 septiembre, 2020

Entre los más felices con el desfile estaba un anciano de 97 años, que emocionado miraba y recordaba a su fallecido salchicha hace ya 14 años. Alegraron su día.

Los animales tienen una capacidad única para sanar nuestros corazones y entregarnos amor. De hecho muchos son usados en terapias para mejorar la salud. Esta bella historia también es un ejemplo de esa virtud de los perritos.

Todo comenzó con un pequeño salchicha de La Jolla (California, Estados Unidos). Su nombre es Friday y llegó a cambiar la vida de su madre humana, quien se percató de la felicidad que inspiraba el cachorro en los adultos mayores.

Fue entonces como junto a otros vecinos organizaron un desfile de salchichas, que entregó muchísima felicidad a la comunidad. ¡Alegraron el día!

Acá te dejamos el video del hermoso desfile:

https://www.instagram.com/p/CD1gMPhjc5i/?utm_source=ig_embed

Las imágenes son bellísimas, con tanta ternura que incluso podría explotar tu pantalla.

“Comenzamos una conversación sobre cuánta alegría y felicidad traen los perros a nuestras vidas. Nos recordaron rápidamente sobre el poder del amor que comparte un perro y cómo cada encuentro puede iluminar el día de alguien”.

Comentó la madre humana de Friday a The Dodo.

Instagram Dasfriday

Junto a la comunidad de perros salchicha de San Diego, se organizaron e hicieron realidad el sueño de muchos: Ver un desfile de pequeños perritos amistosos.

Instagram Dasfriday

El más feliz con esta sorpresa, era un anciano de 92 años llamado Chris. Su relación con esta raza de perros era extraordinaria, recordando con nostalgia a su compañero salchicha que había muerto hace 14 años. 

Los animalitos tienen una conexión muy especial con los ancianos, más que con cualquiera.

https://www.instagram.com/p/CDtzGN9jPAg/

Fue una presentación maravillosa, donde incluso Chris pudo tomar a muchos perritos y recibir todo el amor que esperaba. 

Hicieron muy feliz al tierno anciano.

Instagram Dasfriday

Todo gracias al pequeño Friday y su familia, quienes están encantados con su bebé peludo.

“En medio de una pandemia mundial que ha obligado al aislamiento, nos ha recordado la importancia de la conexión humana y comunitaria”.

Los hace inmensamente feliz, pero quisieron compartir esa alegría con todo su vecindario, resultando una fiesta de mucho amor.

Puede interesarte