Por Constanza Suárez
27 junio, 2019

Fue complejo, pero lograron rescatar al animal. Sospechan que lo atacaron con una escopeta.

Rescatistas descubrieron a un perro en un desagüe de alcantarillado en Pohang, Corea del Sur. El pobre perrito estaba acurrucado en un tubo de desagüe estrecho, en un estado de total shock. Así quedó en evidencia en un video compartido por Kritter Klub. 

Ni siquiera un plato con croquetas lo hizo acercarse a los rescatistas. No entendían como había terminado en ese lugar, especialmente porque usaba un collar. Seguramente tenía un dueño, pero no había ni una pista de él. 

YouTube/Kritter Klub

El grupo recibió una pista cuando hablaron con un hombre que trabajaba en un sitio de construcción cercano. “Había cazadores. Y el perro bajó de la montaña por la tarde ”, se puede escuchar al hombre comentar en el video. 

Parecía que el perro había pertenecido a un cazador. Los rescatistas comenzaron a preguntarse si el perro se había perdido en un viaje de caza o, más trágicamente, lo habían abandonado. 

YouTube/Kritter Klub

A través de un pozo pudieron ingresar a la alcantarilla y empujar al perro fuera de la tubería desde atrás. Cojeaba y parecía sufrir un gran dolor. Aún quedaba camino y tras ganarse su confianza, lograron sacarlo del drenaje y llevarlo al veterinario, donde descubrieron el desalentador panorama. 

Una radiografía reveló que había múltiples balas incrustadas en todo el cuerpo del pobre perro. Alguien lo había atacado. El veterinario a cargo sospechó que se trataba de una escopeta. 

YouTube/Kritter Klub

El equipo médico se puso a trabajar rápidamente para eliminar las balas y afortunadamente lo lograron. El perrito comenzó a recuperarse de la horrible tragedia. 

La policía de Pohang confirmó que no había recibido ningún informe de perros desaparecidos que coincidiera con la descripción del que encontraron. Los rescatistas se dieron cuenta de que, después de que le dispararon al perro, probablemente fue abandonado.

Puede interesarte