Por Constanza Suárez
11 febrero, 2020

Hace unos meses Donald Trump Jr. cazó a una exótica oveja mongoliana, en peligro de extinción. No se detiene.

Ya parece bastante extraño que personas sigan cazando alrededor del mundo y que incluso organicen viajes en grupo para hacerlo. Pero Estados Unidos siempre logra sorprendernos. Ahora ofrecen un viaje de de caza junto al hijo de Donald Trump.

El Safari Club International (SCI) subastó en la convención anual de caza en Reno, Nevada un viaje de una semana para cazar junto a Donald Trump Jr., el guía Keegan McCarthy. El objetivo es “atraer jóvenes/nuevos cazadores al campo y experimentar la esencia de lo que amamos”, según consigna su sitio web

Safari Club International

La “cacería de ensueño”, como la catalogaron, incluía expediciones para disparar a elefantes, osos y jirafas. El club confirmó en su página que la oferta fue vendida por 150 mil dólares. La recaudación financiará los “esfuerzos de defensa de los cazadores y conservación de la vida silvestre” de SCI, según la organización. 

Instagram @donaldjtrumpjr

Trump Jr., un ávido cazador que previamente fue acusado de matar a una exótica oveja salvaje -animal en peligro de extinción-, habló en la convención de caza de trofeos más grande del mundo, que comenzó el 5 de febrero.

Instagram @donaldjtrumpjr

El hijo mayor del presidente pronunció un discurso de apertura ante la multitud, en el que ofreció el “viaje de la vida” para que sus fanáticos pudieran comprar. 

En el sitio web de la organización escribieron: “Venga a compartir el conocimiento de Keegan y la pasión de Don Jr. de crear una experiencia de caza única para un nuevo cazador”.

Hunting Legends

Una semana con Trump Jr. no fue lo único que se subastó en el evento: también ofertaron un viaje de 14 días a Namibia, un paquete de caza con todo incluido a Zimbabwe para disparar búfalos, jirafas y ñus, y un Expedición de 10 días de caza de cocodrilos en Sudáfrica.

Además de la subasta y la presencia de Donald Trump Jr. habían más de 800 exhibiciones, donde vendieron desde cabezas de animales hasta pieles, y 300 oportunidades de viajes de caza en todo el país.

Hunting Legends

La Sociedad Protectora de Animales de Estados Unidos criticó la convención: “este evento anual es la reunión más grande en el mundo de personas que celebran el asesinato, la compra y la venta sin sentido de animales muertos por sus derechos de fanfarronear”, escribieron en una declaración que consignó The Independent.

 

 

 

 

 

 

 

Puede interesarte