Por Constanza Suárez
4 enero, 2019

La doctora Karin Lourens está utilizando su conocimiento y experiencia para cuidar la vida silvestre de Johannesburgo. Verlos recuperados es su gran recompensa.

Una clínica veterinaria en Johannesburgo, en Sudafrica está en una misión para ayudar a proteger la abundante vida silvestre del lugar . El Centro Veterinario de Vida Silvestre de Johannesburgo (JWVC), dirigido por la doctora Karin Lourens. Este es el primero de su tipo que atiende únicamente a animales salvajes, y lo hace totalmente gratis, confiando únicamente en las donaciones.

Los pacientes del centro abarcan desde suricatas hasta zorros del Cabo, monos y nutrias hasta los pangolines, animal exótico en peligro de extinción. En un día cualquiera se pueden encontrar hasta unos 60 animales rehabilitándose en la clínica.

johannesburgwildlifevet

Después de ser voluntaria en el Centro de Rehabilitación de Vida Silvestre FreeMe, Lourens conoció la difícil situación de las criaturas no domésticas lesionadas.

La mayoría de los veterinarios carecen de la experiencia necesaria para cuidar la diversidad de especies por lo que muchos animales no reciben el tratamiento que necesitan.

johannesburgwildlifevet

Reconociendo una brecha en la ayuda disponible para la vida silvestre indígena en su área, Lourens inició el Hospital Veterinario de Vida Silvestre de Johannesburgo.

Aunque hay organizaciones de vida silvestre que hacen un maravilloso trabajo ayudando a los animales lesionados, la iniciativa de Lourens es la primera en el área en especializarse en animales de tamaño pequeño a mediano, como camaleones, murciélagos, suricatas, lechuzas y erizos.

A través de su cuidado y compromiso, el equipo se asegura del cuidado especializado de estos animales.

johannesburgwildlifevet

«No es un zoológico de mascotas ni una tienda de mascotas exóticas. Cada animal que puede ser amamantado de nuevo a ser sano o criado a una edad apropiada se libera en la naturaleza», dijo Karin Lourens a News 24.

Aunque a Lourens disfruta de todos los animales que cuida en su clínica, a ella le apasiona la conservación del pangolín. Sus escamas duras son consideradas medicinales por algunas culturas, como los cuernos de rinoceronte.

Puede interesarte