Por Camila Cáceres
10 Agosto, 2017

“Es una manera terrible de morir”.

¿A quién no le gusta salir a pasear con sus seres queridos? Quizá una de las mejores cosas acerca de tener auto es poder llevar a los miembros más peludos de la familia contigo hasta a hacer las compras, aunque no en todas partes permiten la entrada de cuadrúpedos, por lindos que sean. ¿Qué hacer entonces? ¿Dar la vuelta, volver a casa, dejar a tu perrito feliz con sus juguetes y volver a salir?

Nah, lo puedes dejar en el auto diez minutos. ¿Qué le va a pasar?

Eso es lo que piensan muchas personas, sin importar el clima, y así es como el verano estadounidense está cobrando un número de víctimas que tiene a los veterinarios impactados.

El Doctor Ernie Ward decidió que era hora de decir basta y demostrar la pesadilla que viven estos pobres animales con un simple experimento: se encerró en su auto por 30 minutos a pleno sol y con las ventanas sólo un poco abiertas.

El video es realmente impactante:

Un perro atrapado en un auto sentirá el mismo calor y desesperación que el Doctor Ward, pero también estará asustado, confundido y será totalmente incapaz de escapar por su cuenta.

“Puedes inventar todas las excusas que quieras. Puedes decir que será tan solo un segundo, que dejarás las ventanas un poco abiertas, que es un día con mucho viento, que no hace tanto calor— pero esas excusas no valen nada a menos que estés sentado en esa misma situación durante el mismo tiempo”.

Como el mismo doctor dice: “Esto mata, y es una manera terrible de morir”.