Por Luis Aranguren
26 agosto, 2020

Durante algunos días este tierno animal estuvo enfermo y separado de su manada. Por eso buscaron otras opciones para hacerlo sentir feliz.

Uno de los trabajos que más necesita vocación en el mundo es el de veterinario, personas que disponen sus vidas al bienestar de los animales. Personas que buscan ideas y se renuevan para curar a los animales física y anímicamente.

Por suerte uno de estos le tocó a Pierre el pingüino, quien estuvo enfermo en los últimos días y eso lo desanimó mucho.

7News Adelaide

Pierre es un pingüino penacho amarillo que vive en el zoológico de Perth, por eso tuvo que ser llevado a un departamento de veterinaria solo. A cualquiera le desagrada eso, por suerte su cuidador tenía una tablet a mano con el que le mostraba capítulos de la serie animada Pingu.

“Lo que tengo aquí es un iPad para nuestro pingüino penacho amarillo Pierre. Está solo en el departamento de veterinaria y a veces se siente un poco solo, y para hacer su vida un poco más enriquecedora, hemos decidido poner a otros rockhoppers en línea para que los vea”.

-Cuidador a 7News

Su personaje favorito por supuesto es el principal, le encanta ver a un igual siempre salirse con la suya aún cuando no dice ni una palabra. Además de eso, todos se preocupan por la educación de Pierre, pues le colocan documentales sobre la naturaleza de los pingüinos.

Se podría decir que a través de todo lo que ve en esa pequeña pantalla, logra sentirse libre por un rato al ver a los de su especie serlo.

Cabe resaltar que esta especie de pingüino está en peligro de extinción, este animal fue encontrado en una playa de Washington a la deriva. Por suerte ahora está siendo cuidado y esperan que se recupere pronto para poder volver a la naturaleza.

Nickelodeon

Esperemos que Pingu siga sirviendo de inspiración para Pierre, para que mejore pronto y se dé cuenta de lo grandioso y divertido que pueden ser estos animales árticos.

Este espectáculo se desarrolló entre 1990 a 2006 y fue interpretado en su totalidad por el italiano Carlos Bonami. Este artista se enorgullece tanto de su trabajo que creó su propio idioma de pingüino para la serie.

Ciertamente encontró alguien que lo entiende, un pingüinito real que a 14 años del último capítulo disfruta cada minuto. Un pequeño animal de plastilina que nos entretuvo durante toda la infancia, hoy mantiene animado a un animal que lo necesita.

7News Adelaide

Un aplauso para esos veterinarios dedicados, amantes de los animales que hacen todo por la felicidad de ellos.

Puede interesarte