Por Catalina Maldonado
21 septiembre, 2020

Hay casos de animales con botones de costura en sus orejas que han sido catalogados como “acto de crueldad”. Veterinarios afirman que estos son utilizados para cerrar grandes heridas y ayudar en problemas específicos.

Siempre sucede que en redes sociales circulan imágenes y muchas veces interpretamos lo que vemos, sin conocer historias por detrás, sobre todo si se trata de algo relacionado a lo que parece ser “maltrato”. En ese sentido, la foto de animales con botones de costura cocidos en sus orejas ha provocado la ira de los usuarios pero es momento de aclarar que no se trata de crueldad contra ellos.

A través de diversas publicaciones de veterinarios, han aclarado que las imágenes de estos animales con botones en sus orejas que tanta indignación han causado, no se trata más que de un tratamiento médico especial para tratar heridas y padecimientos específicos. 

Facebook Médico Veterinario Zootecnista 2.0

A pesar de que muchos cibernautas creyeron que se trataba de otra “cruel moda” de ponerle botones a sus mascotas, lo cierto es que según han informado, este procedimiento es para corregir una patología llamada “otohematoma o hematoma auricular”. 

Según la comunidad Médico Veterinario Zootecnista 2.0, este es un método de ayuda para cerrar heridas grandes o en lugares de mucho movimiento como también para tratar la otohematoma, que es cuando el tejido de la oreja de tu mascota se expone a alguna infección como otitis, movimientos bruscos o repentinos, rascado constante o excesivo de orejas, que finalmente hace que la oreja se inflame en exceso. 

El uso de los botones finalmente sirve para que esta sangre no se acumule nuevamente, ayuda a drenarla y sobre todo a unir y cerrar de nuevo el tejido abierto de la oreja, según menciona el mismo profesional. Nada tiene que ver con maltrato animal.

Facebook Veterinaria Málaga

Con respecto a la forma de aplicar estos botones, “se hace bajo anestesia general, por lo cual el perro no sufre ningún tipo de maltrato así como que son retirados alrededor de 3 semanas para su correcta curación”. Así tu mascota no sufre ninguna incomodidad, y los botones son usados como cualquier sutura.

Las razas que pueden sufrir esta condición suelen ser las de orejas grandes, sin embargo, también se presenta con menor frecuencia en otros canes. Para detectar si tu mascota sufre esta patología, puedes revisar sus orejas periódicamente con mucho cuidado ya que, de padecerlo, es dolorosa y verás una importante inflamación en su oreja. 

Alejandro Ancheyta

Finalmente la recomendación es que si ves a algún animal así,  ya sea gato perro, caballo o vaca, es importante saber que se trata de un tratamiento y no que este relacionado con algún tipo de maltrato. Sobre todo, es importante no arrancar estos botones por ignorancia y siempre es recomendado ver a un veterinario. 

Ya sabemos… no todo es lo que parece. 

Puede interesarte