Por suerte el rescate ya está en camino.

La fidelidad de los perros muchas veces puede perjudicarlos si conocen a alguna persona que solo quiera aprovecharse de ellos, pues se mantendrán a su lado aunque los abusen y los utilicen para su beneficio personal.

El caso de este perrito en Santiago, Chile es un ejemplo de ello.

De acuerdo a varios testimonios de transeúntes, una pareja de drogadictos que vive en la calle, por el sector centro de la ciudad, adoptaron a un perro callejero para utilizarlo y sacar provecho de él. ¿Cómo? obligándolo a hacer cosas “tiernas” para conmover a la gente y recibir algo de dinero a cambio.

Facebook @Adoptame

El problema es que lo que debe hacer no es algo común ni mucho menos aprendido en un adiestramiento. Lo visten con ropa de niño -totalmente incómodo para él- y lo hacen permanecer horas sentado en carriolas o triciclos, tal como si fuera un humano, lo que evidentemente daña su cuerpo, pues no es su posición natural.

Incluso si deben cruzar la calle, la mujer lo obliga a hacerlo en dos patas y sujeto de su mano.

Facebook @Adoptame

Si bien varias personas les dan dinero por el show del perrito, por suerte otras lograron darse cuenta del maltrato y enfrentar a los abusivos sujetos. Sin embargo, no lograron demasiado, pues como suelen estar bajo los efectos de las drogas o el alcohol responden de una manera violenta y es imposible entablar una conversación.

“Le pega, se pone afuera de los supermercados y sienta al perro y si se va hacia el lado, o se mueve, le pega” aseguró una chica identificada en Facebook como Susan Oliveros, quien aseguró haber denunciado el caso a las autoridades un montón de veces, sin obtener respuesta.

Facebook @Adoptame

“El perrito siempre tiene miedo y no sé si lo tiene a veces atontando de golpes que le da o de alguna droga” detalló la mujer.

Facebook @Adoptame

Afortunadamente gracias a la viralización de la historia, un grupo de personas se está organizado y asesorando con especialistas para ir en su rescate, que podría ser muy pronto. Aunque cabe destacar que no buscan solo quitarle al perro, sino que la pareja reciba alguna medida que les impida recoger a otro animal, porque como encontraron una forma de costear sus vicios, de seguro buscaran a otro y harán lo mismo con él.

Puede interesarte