Por Macarena Faunes
14 junio, 2019

«Creo que quiere que la toque. Pero es asquerosa y no quiero hacerlo», le refirieron sus dueños a Sarah, una perra sabueso que vivía encadenada por ellos.

Hacerse cargo de una mascota es una gran responsabilidad. Debes comprometerte con su cuidado al 100%, preocupándote de su alimentación, de las visitas al veterinario, sus paseos, además de su higiene. Es prácticamente como si fuera tu propio hijo.

Sarah es una sabueso que supo desde muy pequeña lo que era el maltrato. Sus dueños no la querían y la trataban como si fuera un juguete de trapo.

Peta Animal Rescues

No jugaban con ella, ni se preocupaban de su alimentación, mucho menos de bañarla.

Peta Animal Rescues

Esta pobre perrita pasaba encadenada a una precaria caja de madera que se encontraba en el patio, en pésimas condiciones, sin agua ni comida.

Peta Animal Rescues

Peor aún, sus dueños no querían jugar con ella por estar «sucia y maloliente».

«Creo que quiere que la toque. Pero es asquerosa y no quiero hacerlo»

-Dueño de Sarah a PETA-

Peta Animal Rescues

Afortunadamente, Sarah fue rescatada por miembros de PETA, organización que defiende los derechos de los animales.

La sabueso pasó un tiempo en la institución, donde fue tratada con mucho cariño. Fue ahí donde sintió por primera vez en su vida lo que es sentirse amada.

«Sarah es del tipo que se recupera de la adversidad. Siempre quiere estar en contacto cuando alguien está cerca. Le cuesta mucho alejarse de nuestros lazos».

-Peta ante el cuidado de Sarah-

Peta Animal Rescues

Después de un tiempo, Sarah estuvo lista para llegar a un nuevo hogar y recibir todo el amor que le fue negado en el pasado, por lo que fue adoptada por una familia que vive en una granja, en compañía de otros animales. 

Desde el minuto que la vieron, sus nuevos dueños supieron que ella era la indicada para formar parte de su clan.

Peta Animal Rescues

«Cuando conocimos a Sarah supimos que ella sería una sabueso especial que podíamos llevar a casa. Espero que disfrute los nuevos aromas de la granja y tenga una vida plena con nuestros hijos. Que viva una vida larga y feliz con nosotros».

-Nuevos dueños de Sarah a PETA-

Después de tanto sufrimiento, Sarah por fin vive una vida como la que merece, llena de amor y cuidados por parte de una familia que de verdad la quiere. En su pasado quedaron los maltratos. Ahora corre feliz por la granja. Incluso, tiene un amigo perruno con el que juega todas las veces que quiere. 

Peta Animal Rescues

Si vas a ser dueño de una mascota, tienes que comprometerte con él y ser muy responsable con su cuidado. Debes preocuparte de su comida, salud y recreación. Si no puedes con esta responsabilidad, es mejor que no aceptes hacerte cargo de un animal. 

 

Puede interesarte