Por Cristofer García
5 enero, 2020

«No nos llegan tantos animales para atender. Por lo que nuestra preocupación es que no están viniendo a cuidados, básicamente, porque ya no están allí», afirma una de las voluntarias. Héroes silenciosos.

En Australia se libra una batalla de vida o muerte contra los incendios que amenazan con llevarse todo a su paso. Las enormes llamas que han azotado en los últimos meses, lejos de calmarse, van en crecida. Hasta ahora las víctimas se cuentan en 17 personas y millones de animales muertos. Pero hay quienes se sumaron a esta batalla dejar sus vidas para salvar las de otros: los voluntarios.

Los voluntarios han decidido ponerse de pie en esta lucha junto con los bomberos y funcionarios. La organización benéfica de rescate y rehabilitación de vida silvestre australiana, Servicios de Información, Rescate y Educación de Vida Silvestre (Wires en inglés), cuenta con colaboradores espontáneos que están preocupados por las altas cifras de muertes en los animales afectados por esta temporada de incendios sin precedentes.

Reuters

«No nos están llegando tanto animales para atender. Por lo tanto, nuestra preocupación es que no están llegando a cuidados básicamente, porque ya no están allí».

Tracy Burgess, voluntaria de Wires a Reuters.

 

AP

Estiman que los profundos daños que dejarán estos incendios tan devastadores tendrán un mayor impacto a futuro. El experto en reptiles Neville Burns teme que las poblaciones de vida silvestre perdidas no se recuperen hasta en varios años.

«Veo que habrá una gran destrucción en la población de reptiles en el área y eso se aplica a las aves, los mamíferos, todo. Creo que el daño se verá durante años».

Neville Burns a Reuters.

AP

Las acciones de los voluntarios para rescatar la vida silvestre que se encuentra en peligro, también va hasta los aportes económicos. El gobierno australiano cuenta con fondos limitados por lo cual las donaciones también aportan, así como las iniciativa como la de Burgess, quien cuida a los animales que atiende en su propia casa.

Según informó Daily Mail, las autoridades australianas temen que el 30% de una colonia de koalas en la costa noreste del país, entre 4.500 y 8.400, se hayan perdido en los incendios recientes. Además, las zarigüeyas y canguros están siendo llevados a los centros de atención a causa de las llamas que han afectado a 5 estados en este país oceánico. Mientras otros animales como wallabies, zarigüeyas, wombats y equidnas, también está perjudicados.

AP

Una de las más recientes víctimas fatales en esta tragedia, cuyo foco ha sido Nueva Gales del Sur, fue un bombero voluntario que murió cuando el camión donde iba se volcara y dejara los otros dos pasajeros heridos.

Mientras, en el estado fronterizo con Nueva Gales del Sur, Victoria, se le ha pedido a los residentes de Bundoora, Greensborough y Mill Park,  refugiarse de inmediato por la falta de tiempo para escapar de las rápidas brasas. Al menos 16 incendios están activos en Victoria y lo peor está por venir con un peligroso cambio de viento.

Puede interesarte