Por Luis Lizama
22 mayo, 2020

Pasó años en un refugio, hasta que llegó Drew. Simpatizaron inmediatamente, pero ya estaba asignado a otra familia. Su conexión fue tal, que hicieron todo lo posible para estar juntos, incluso el perrito tuvo que suplicar. Hoy viven juntos y felices ❤️

Muchos animalitos pasan toda su vida en refugios. Esperan por años alguna familia que se fije en ellos y decida adoptarlos. Que son muy viejos, feos o peligrosos, pocos son capaces de mirar su interior y ver que son ángeles. En algunas ocasiones no importa cómo lucen o si llevan años esperando, simplemente ocurre un flechazo mutuo, así como en este caso.

Dennis vivió por largo tiempo en un refugio. Drew, quien ahora es su dueño, quería adoptar un perro, así que partió a este santuario de “lomitos”. Se conocieron y conectaron inmediatamente, pero él ya estaba asignado a otra familia. Se habían hecho tan amigos que esto no podía quedar así. Movieron cielo, mar y tierra para estar juntos, hasta que lo lograron. Dennis suplicaba de rodillas que por favor lo adoptara. Y lo consiguió.

Instagram @a.daily.dose.of.dennis

Hoy viven juntos y felices, Dennis es tan especial que tiene enamorado a Drew.

Lo que más llamó su atención fue el sonido que hacía el perrito, como imitando a una foca y rogando estar siempre con él.

https://www.instagram.com/p/BxpFNScA3Ts/

Es un amoroso y tierno, mezcla de pitbull. Su aspecto probablemente haya sido una traba para ciertas personas, pero para Drew eso no importaba. 

https://www.instagram.com/p/BXKtfOphkl-/

El pequeño Dennis adora su nuevo hogar y familia. Está obsesionado con papá Drew, simplemente lo adora.

https://www.instagram.com/p/BW4qG3aB-1n/

En el pasado quedó ese melancólico perro que rogaba un hogar, también aquella fotografía donde arrodillado suplicaba a Drew que lo adoptara.

Instagram @a.daily.dose.of.dennis

La felicidad llegó a la vida de ambos, con aquel mágico encuentro que, nos hace pensar sobre el destino. Quizás todo estaba prevista para que ocurriera así. 

Lo cierto es que el más contento es Dennis, que pasó por cosas feas, pero ahora es un agradecido y alegre “lomito”.

View this post on Instagram

Love a good car snooze ☀️

A post shared by Dennis Harrisberg (@a.daily.dose.of.dennis) on

Su cuenta personal de Instagram está llena de amor y videos graciosos, además de su voz de foca.

¡Gracias por adoptarlo, Drew!

Puede interesarte