Por Daniela Morano
20 mayo, 2019

En vez de trasladarlos a un lugar más grande y apto para ellos, la solución del gobierno ha sido simplemente exterminarlos.

En el gran río de Luangwa, Zambia, lo hipopótamos se reúnen a gruñir unos a otros, felices del sonido que hace eco por todas las abiertas planicies. Sin embargo así como no todo lo malo dura para siempre tampoco lo bueno, y así pudieron presenciarlo estos majestuosos animales, cuando vieron que el agua que cubría el río ya no era transparente ni verdosa sino que roja.

Esto porque el gobierno decidió que 2 mil de ellos serían sacrificados durante los próximos 5 años, una iniciativa que había sido suspendida hace dos años pero que ha vuelto a ponerse en marcha esta semana.

Daily Mirror

La iniciativa habría sido suspendida luego de que asociaciones animalistas protestaron contra el gobierno. Charles Banda, ministro de Turismo de la región, aseguró que la población de estos mamíferos podría no tener suficiente agua en el río Luangwa y trasladarlos a otro lugar significaría un alto costo para el país.

Daily Mirror
Daily Mirror

Por eso, su solución para controlar la sobre población ha sido, a fin de cuentas, sacrificarlos.

«El Parque Nacional Luangwa Sur tiene una población de más de 13.000 hipopótamos, pero la zona solo tiene una capacidad adecuada para 5.000», dijo Banda.

La organización ecologista Born Free ha liderado la lucha contra la iniciativa desde junio del 2016 asegurando que esto no era más que una caza de trofeos. Hoy, la organización asegura que el gobierno de Zambia no ha aportado pruebas científicas que demuestren que realmente existe sobrepoblación de hipopótamos en el río Luangwa.

Daily Mirror
Daily Mirror

«Las pruebas científicas sugieren que el sacrificio de hipopótamos estimula la cría y termina aumentando la población, creando potencialmente un ciclo vicioso de muerte y destrucción», dijeron en su página web.

 

Puede interesarte