Por Diego Aspillaga
15 septiembre, 2020

Seto y Rap le dieron la bienvenida a su nueva cría, la que aún no tiene nombre.

Seto, de 11 años, y Rap, de 12, tenían a todo el zoológico británico de West Midland Safari Park muy impacientes.

Luego de 47 años de intentos fallidos, la pareja de rinocerontes indios estaban esperando a su primera cría, lo que supondría un gran desafío y un magnífico logro tanto para el establecimiento, para los nuevos padres y para la especie en sí, que está en peligro de extinción.

Pixabay

Y tras largos meses de espera e incertidumbre, la pareja le dio este lunes la bienvenida a una adorable y sana cría que fue celebrada con bombos y platillos por todo el mundo.

Seto y su cría anónima “se estaban uniendo bien” en un área privada, dijo Shelley Tudor, trabajadora del zoológico a la BBC.

“¡Esperamos verlo desarrollarse y tal vez producir sus propios pequeños rinocerontes en el futuro!”, agregó.

West Midland Safari Park

El becerro, que llegó a eso de las 2 de la tarde de hoy, es vigilado por cuidadores del parque de Bewdley, Worcestershire, a una distancia segura mientras se acostumbra a su nuevo hogar.

El West Midland Safari Park tiene seis rinocerontes blancos del sur y tres rinocerontes asiáticos, clasificados como “casi amenazados” y “vulnerables” respectivamente por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, dijo el parque.

West Midland Safari Park

La Sra. Tudor, jefa adjunta de los ungulados, mamíferos ungulados, dijo: “Estamos absolutamente encantados y hemos estado esperando mucho tiempo por este momento.

“Adquirimos Seto y Rap cuando éramos jóvenes y hemos podido verlos crecer y madurar con el tiempo; lo que hace que sea aún más trascendental verlos producir su propio ternero”, añadió.

El parque, que está completamente abierto, dijo que el nombre del recién llegado comenzaría con la letra I, reflejando el nombre de todos los demás animales nacidos en el lugar este año.

West Midland Safari Park

Los visitantes eventualmente podrán ver al ternero “vagando por las llanuras y divirtiéndose mucho, probablemente cubierto de barro”.

Con este adorable becerro, la magnífica especie de rinocerontes indios se alejan un poco más de la desaparición y aseguran un lugar en este planeta.

Los esfuerzos de conservación han hecho posible este milagro, esperemos que sigan dando frutos.

 

Puede interesarte