Por Constanza Suárez
17 enero, 2020

A pesar del difícil momento, el equipo agradeció que lloviera en Australia tras los brutales incendios que han debido enfrentar.

Australia seguía luchando contra brutales incendios, hasta que llegó la lluvia y calmó en cierta medida la situación. A pesar de que no acabó con las llamas, representó una ayuda.

Si bien el problema es el fuego, el zoológico local The Australian Reptile Park en la Costa Central, Nueva Gales del Sur, enfrenta un complejo momento producto de una inundación repentina tras las lluvias torrenciales.

The Australian Reptile Park

Trabajadores del parque tuvieron que reubicar a algunos de sus animales dentro de sus instalaciones después que el lugar se inundara. La gran cantidad de agua que fluye por el zoológico resultó un gran problema de seguridad. 

El Director del Parque Australiano de Reptiles, Tim Faulkner, dijo: «¡Esto es increíble! Apenas la semana pasada, teníamos reuniones diarias para discutir la inminente amenaza de incendios forestales, a solo 8 km del parque aquí en Somersby.

The Australian Reptile Park

Hoy, hemos tenido a todo el equipo allá afuera, empapado, actuando rápido para garantizar la seguridad de nuestros animales y defender el Parque de la avalancha de agua».

Hace más de 15 años que no presenciaban inundaciones como la que vive ahora el zoológico, contó Faulkner. 

The Australian Reptile Park

«El contraste entre la actual crisis de incendios forestales y esta repentina inundación es sorprendente. Pero somos conscientes de que una gran parte de Australia todavía está ardiendo y millones de animales siguen amenazados. La lluvia no reemplaza los millones de hectáreas del hábitat que se ha perdido en los últimos meses”, dijo.

The Australian Reptile Park

El equipo del Australian Reptile Park ha trabajado duro ayudando a la organización benéfica de conservación de animales, Aussie Ark, a proteger lo que queda después de los incendios. “Pasar de la sequía y el alivio del fuego a las inundaciones es un trabajo de un día para nuestro personal: no hay dos días iguales”, expresó Faulkner. 

Afortunadamente pudieron controlar la inundación y mantener a los animales a salvo. “Estamos seguros de que mañana seguiremos trabajando como siempre”, dijo el director. 

The Australian Reptile Park

El zoológico anunció que abrirá sus puertas como de costumbre y agradeció el apoyo de la comunidad.

 

 

 

 

 

Puede interesarte