Por Carlos Báez
25 enero, 2021

Se trata de murciélagos de la especie “gran zorro volador”, quienes fueron transportados por Gerald Durell, un naturalista inglés. El aumento de sus ejemplares nos deja al descubierto que el reino animal y los humanos pueden ser un buen equipo y ayudarse mutuamente.

Han habido muchas especies en peligro de extinción en el mundo, pero ¿existen casos donde se han podido preservar gracias al humano? La respuesta es, y estos zorros voladores son la prueba. Alguna vez, estos pequeños fueron considerados una especie en peligro de extinción, incluso la más amenazada de la tierra. Sin embargo, tres bebés murciélagos han nacido en un Zoológico de Oregón, en Estados Unidos.

Exclusivamente nativos de la pequeña isla en el océano Índico, Rodrigues, a 900 millas de Madagascar.

En los 70, el hábitat forestal de estas criaturas fue talado, y por si no fuera poco, un ciclón golpeó al lugar en 1979 y solo quedaron menos de 100 individuos, dando como resultado, que el murciélago pasara a convertirse en el más raro del mundo.

Youtube: Oregon Zoo

El naturalista inglés, Gerald Durell, transportó a algunos de los sobrevivientes con el objetivo de formar una colonia de reproducción destinada al repoblamiento de la especie.

Youtube: Oregon Zoo

Gracias a más de cuatro décadas de actividad de conservación, la población de estos animales ha aumentado a alrededor de 20,000, según los funcionarios del zoológico.

Básicamente, esto es debido a la intervención humana dentro del reino animal, algo que dejó al descubierto Amy Cutting, quien supervisa el área de murciélagos del zoológico:

“Hace cuarenta años, los zorros voladores de Rodrigues estaban al borde de la extinción. El hecho de que todavía estén presentes muestra cómo las personas pueden marcar la diferencia para la vida silvestre”.

—Amy Cutting a KPTV

En 1994 fue cuando este zoológico comenzó a hospedar zorros voladores, más de 50 han sido criados y periódicamente se han enviado  a otros zoológicos, como parte del plan de supervivencia de la asociación de zoológicos y acuarios para los zorros voladores de Rodrigues. Un plan muy beneficioso el cual ayuda a mantener la diversidad genética y la autosuficiencia, esa que le asegura un extenso futuro a estos animales.

Cutting, agregó que es importante la forma en que cuidan a a la población en los zoológicos. De igual manera, se refirió a que pueden haber riesgos.

“Con tan pocos que quedan y un rango geográfico tan limitado, un evento meteorológico severo en su isla podría esencialmente acabar con ellos”.

—Amy Cutting a KPTV

Incluso, en el mismo lugar, el personal está criando a uno de los nuevos cachorros, ya que desafortunadamente, su madre falleció semanas de dar a luz, conforme a los ciudadanos del zoológico.

Lo positivo que rescatamos de esto, es que estos pequeños están recibiendo todos los cuidados necesarios y que su especie sigue existiendo por ayuda de los humanos.

 

Puede interesarte