Por Catalina Maldonado
9 septiembre, 2020

Con un cálido abrazo, la mamá gorila recibió a su pequeña cría, que no solo llega a enternecer nuestros corazones, sino que también a ser la esperanza de una especie que ha sido víctima de la caza ilegal y la pérdida de su hábitat natural.

El nacimiento de un bebé es siempre una bendición pero si este es realmente la esperanza para una familia, lo hace aún más especial. Por eso, la llegada de un nuevo gorila al zoológico de New Orleans en Estados Unidos ha sido todo un acontecimiento. 

Confirmado como el primer nacimiento de un gorila en el zoológico Audubon en 24 años, el bebé llegó al mundo en las primeras horas del viernes según informaron funcionarios del zoológico, quienes no pueden más de la alegría tras esta bendición.

Audubon Zoo

Según confirman los mismos trabajadores, esta especie de gorila en especifico se encuentra en peligro crítico de extinción y ellos han hecho todos los esfuerzos para poder aumentar su población. Si bien esto ha sido un difícil trabajo, por fin han llegado a un buen resultado.

Este nacimiento es el resultado de la reproducción exitosa de la madre llamada Tumani de 13 años y Okpara, un gorila de espalda plateada de 27 años, quienes llegaron a Audubon desde el zoológico Franklin Park en 2017. Esta es la primera cría de Tumani y Okpara.

Audubon Zoo

A pesar de que suenen un tanto viejos, lo cierto es que un gorila vive por lo general entre 35 a 40 años, por lo tanto para ambos gorilas – sobre todo la madre – no era un gran peligro concebir al pequeño bebé.

Actualmente tanto la madre como el bebé gorila se encuentran bien, ya descansado tras el nacimiento y a juzgar por las imágenes de sus primeros momentos juntos, no hay nada mejor el cálido abrazo de mamá.

Audubon Zoo

Como te contábamos, los gorilas de tierras bajas occidentales han sido evaluados por Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza como en peligro crítico, con una disminución de la población de más del 80%, principalmente debido a la caza ilegal, enfermedades, pérdida de hábitat y un aumento de la caza furtiva.

¡Esperamos el nacimiento de este bebé sea el principio de la recuperación de la especie!

Puede interesarte