Por Daniela Morano
27 mayo, 2019

Nacen en cautiverio y mueren en cautiverio. Varias fundaciones están intentando terminar con este ciclo, pero necesitan más ayuda.

De pequeños, imaginamos que los zoológicos son el lugar más maravilloso que existe, donde los animales por fin están cerca de nosotros, felices de mostrarnos sus vidas y su belleza que rara vez tenemos cerca. Sin embargo pocos son conscientes de lo que ocurre detrás de cámaras, cuando los turistas se van y ellos -los animales- quedan solos tras las rejas.

Desde orangutanes y monos hasta elefantes y tigres, los salvajes animales no sólo se sienten solos, sino que viven en la oscuridad.

En el zoológico de Samut Prakarn Crocodile Farm, Tailandia, la vida es aún peor. Sus animales jamás han vivido afuera, nacieron en otro zoológicos o en atracciones turísticas, siendo vendidos y trasladados de un lugar a otro. Miles de animales viven en cautiverio en aquel zoológico, y ahora la Fundación Wildlife Friends quiere hacerse cargo y poner un alto a esto.

WFFT

Edwin Wiek, su fundador, fue parte del equipo que fue a inspeccionar el zoológico. Vieron a los elefantes y le pidieron a los trabajadores que les dieran más comida y que no los obligaran a acarrear gente, además de notar que sufrían de problemas digestivos.

Un año después, nada ha cambiado.

WFFT

“Lamentablemente no son sólo los elefantes los que sufren, el estándar de vida de todos los animales allí es terrible. Son vendidos legalmente y a muchos propietarios distintos”, dijo a The Dodo.

Los tigres también viven en deplorables condiciones, encadenados al piso y obligados a tomarse fotos con los turistas. Para que se mantengan calmados, les inyectan calmantes y así le resulta más fácil a los trabajadores obligarlos a comportarse.

WFFT
WFFT

“Estamos monitoreando esta situación de cerca y esperamos lograr algo. Continuaremos nuestra campaña y lucharemos por los derechos de los animales en todo Tailandia”.

Con alrededor de 200 elefantes en zonas turísticas o zoológicos, Tailandia posee la población más alta de elefantes en cautiverio en el mundo.

Para ayudar a la fundación, pueden hacerse donaciones a través de su página web. Y claro, evitar a toda costa estos parque y zoológicos si van de visita al país.

Puede interesarte