Por Lucas Rodríguez
6 octubre, 2020

El nacimiento de uno de estos rosados plumíferos no es nada sencillo. Todos celebraron al pequeño de plumas color crema en el zoológico de Roger Williams, en Rhode Island.

Las personas tenemos una tarea muy particular, en lo que respecta al cuidado del medioambiente y los seres vivos que lo habitan. Dado que somos los causantes directos o indirectos de que muchísimas especies se encuentren en peligro de extinción, o a lo menos, hayan visto sus números reducirse con enorme facilidad en los últimos siglos, tenemos un deber que cumplir en relación al cuidado y la conservación de los animales de nuestro mundo. Sea cual sea el animal del que nos estamos haciendo cargo, debemos poner todo de nuestra parte para procurar que puedan seguir compartiendo este planeta con nosotros. 

@RWPZoo

Especialmente cuando hablamos de especies más salvajes, de por sí poco comunes en su hábitat salvaje, la preocupación debe ser el doble, así como los intentos muchísimo más dedicados. A veces, es necesario tener a algunos de estos en cautiverio, cosa de evitarles el riesgo de caer presa de depredadores demasiado implacables, o incluso, los mismos peligros que nuestra especie puede ocasionarles: no olvidemos que el principal riesgo para los animales nunca serán los otros animales. 

@RWPZoo

Puede que para algunos activistas y personas que dedican su vida a luchar por los derechos y libertad de los animales, la mera idea del cautiverio no suene tan bien. Pero cuando estamos hablando de lugares con los recursos y la capacidad para lidiar de manera adecuada con las necesidades de los animales, pueden hacer un gran trabajo. 

@RWPZoo

Así es en el zoológico Roger Williams Park Zoo, de Providence, Rhode Island, donde un nuevo integrante de la familia de flamencos de origen chileno, acaba de salir de su huevo. El pequeño polluelo de plumas peludas y blancas es el primero en llegar al mundo en 22 años, una marca que lo vuelve prácticamente un visitante milagroso.

@RWPZoo

Teniendo en cuenta que las especies más exóticas y llamativas, tienden a ser las que se encuentran en menores números dentro del planeta (especialmente si eres un ave bastante indefensa, que además viene al mundo con un color vivo, fácilmente identificable para los depredadores), ver que los flamencos se están reproduciendo de manera segura, dentro de un hábitat donde recibirán todos los cuidados que necesitan, solo puede ser algo bueno. 

Esperemos que las condiciones que permitieron que este polluelo llegue al mundo, se repita. Este pequeño moriría por tener un par de hermanos y hermanas. 

Puede interesarte