Por Luis Aranguren
4 enero, 2021

Esta nueva cría ha encantado a todos los cuidadores, pues no nacía una en ese lugar desde hace 20 años.

Una gran noticia para todos es que se acabó el 2020, un año lleno de muchas dificultades que sin duda el mundo se ha esforzado en superar. Pero se puede acotar que no todo es malo, y es que entre tantas situaciones pudimos ver luz en la oscuridad.

Un ejemplo de esto ocurrió en el Zoológico de Taronga, en el que recibieron a su primera cría de foca en 20 años.

Daily Telegraph / Toby Zerna

Una hermosa hembra nació el 21 de diciembre y se unió a otras 15 focas, la cual conmovió a todos los cuidadores del lugar. Este cachorro al nacer pesó 3 kilogramos y medio según Daily Telegrapah, parecido a lo que pesa un bebé humano.

Desde entonces ha estado muy cuidada, todos están conmocionados y les encanta saber que después de tanto tiempo nació esta pequeña en cautiverio. Esto da esperanzas pues en otra época de apareamiento, es probable que haya otras focas más.

Daily Telegraph / Toby Zerna

Por ahora están esperando que crezca un poco más para introducirla en aguas poco profundas y que aprenda a desenvolverse.

Mientras tanto disfruta de la compañía del resto de la manada, especialmente de su madre quien parece ser bastante celosa. Al parecer sabe que no había un bebé nacido en ese lugar hace mucho tiempo, por lo que tener a esta pequeña es símbolo de buena energía aunque mucha cautela.

Daily Telegraph / Toby Zerna

Esta foca de nariz larga suelen ser llamadas también leones marinos, esta especie suele ser víctima de la caza furtiva por sus grasas naturales y su gruesa piel.

Inclusive en muchas zonas han hecho ilegal la caza de los mismos, pues han llegado a estar en peligro de extinción según Leónmarinopedia. Naturalmente se enfrentan a cazadores naturales como los hambrientos osos polares, por lo que lidiar con los seres humanos solo hace más difícil su estilo de vida.

Daily Telegraph / Toby Zerna

Es por eso que el cautiverio se ha convertido en una buena opción para resguardar a la especie, si bien muchos no están de acuerdo los cuidadores hacen de todo por ellos. Chequean su salud a diario y observan que tengan una buena alimentación, la esperanza es que pronto puedan volver a su vida salvaje con tranquilidad.

El ser humano debe aprender a respetar a las especies, tan solo con ver esas caritas tiernas deberíamos comprender la importancia de no molestar a estas especies.

Daily Telegraph / Toby Zerna

Esperemos que esta pequeña recién nacida tenga un gran futuro, sin duda representa toda la esperanza que tenemos del 2021, vida y felicidad.

Puede interesarte