Por Lucas Rodríguez
11 noviembre, 2020

El pequeño animalito cayó a un espacio lleno de agua sucia y contaminada. Usando una viga, una persona que pasaba por el lugar le dio una oportunidad para volver seguro a su hogar.

Salir a pasear por los lugares cercanos a nuestro hogar (¿recuerdan cuando se podía hacer eso sin problemas?) es abrirnos a la posibilidad de que nos ocurra toda clase de cosas inesperadas. Lo más probable es que simplemente caminemos de aquí a allá sin muchos problemas, pero también puede que alguien necesite de nuestra ayuda. Esos son los momentos de los que luego podremos avergonzarnos o enorgullecernos, dependiendo de cómo reaccionamos. 

@madiev451

En el caso de unos jóvenes de Kamchatka Krai, Rusia, ellos tienen todos los motivos del mundo para sentirse orgullosos por cómo actuaron cuando se vieron frente a alguien que necesitaba un poco de su ayuda.

@madiev451

La víctima en cuestión no fue una persona ni un oso polar, sino que un pequeño zorrito. El mamífero cayó a lo que parece ser una piscina abandonada. Ese detalle es importante, debido a que el agua de las que se llenó se veía oscura y sucia, quizás contaminada. 

@madiev451

La altura de la piscina indica por lo menos un par de metros de profundidad. Así mismo, los bordes altos de hormigón vuelven prácticamente imposible que el pequeño animal consiga salir a la superficie por su propia cuenta.

@madiev451

Como si eso no fuera poco, la posibilidad de caerse al tratar de extenderle una mano o intentar tomarlo, eran latas; para qué decir que el zorrito podía asustarse y reaccionar de manera violento. Por suerte para nosotros, las personas nos caracterizamos por inventar soluciones donde pareciera que no las hay. 

@madiev451

Tomando una viga de plástico que encontraron cerca de la misma piscina abandonada, su rescatista consiguió bajarla hasta el lado del asustado zorrito. Al principio, este no entendió bien de qué trataban de hacer; creyó incluso que querían agredirlo. Pero rápidamente usó su astucia para entender que le acababan de acercar un puente. 

@madiev451

Subiendo con tanta rapidez como cuidado, el zorrito consiguió emerger a la superficie. Asustado, húmedo y frío, corrió a refugiarse entre la maleza. El hombre consideró seguirlo seguirlo y darle un poco más de asistencia. Pero el zorrito ya había recibido bastante de ellos: podían descansar en paz, sabiendo que fueron los héroes del día. 

Dicen que los zorros se caracterizan por su astucia, pero incluso los más astutos de todos, de vez en cuando necesitarán la ayuda de los demás. Así es como sacaremos adelante este herido planeta: trabajando en equipo. 

Puede interesarte