Por Luis Aranguren
8 enero, 2020

No muchos los definen como animales ‘bonitos’, pero están sufriendo y son una parte importante del ecosistema. Por eso importa que hayan muerto más de 4 mil 500 de su especie.

Sin duda alguna los incendios de Australia han causado serios estragos, el estilo de vida tranquilo que esas amplias llanuras y habitados bosques no han podido volver a ser los mismos. Las temperaturas no ayudan, pues la fuerte sequía que agobia al país solo hace más fácil su expansión.

Todos hemos vistos muchas fotografías de canguros, koalas y otros animales que han sufrido y del que todos se preocupan pero hay una especia que ha sido dejada en el olvido.

National Geographic

Te hablamos del zorro volador de cabeza gris, quienes suelen vivir en el parque Yarra Bend ubicado en Melbourne. El cual llega por época y por mala suerte se establecieron ahí justo antes de los incendios, del cual no pudieron huir.

El cuerpo de esta especie no tiene la capacidad de soportar fuertes temperaturas y durante la noche más calurosa en la que se registró 43 grados Celsius murieron 4 mil 500 especímenes.

National Geographic

Esta cantidad representa el 15% de la población total, la cual pereció por no tomarse las precauciones necesarias ante el problema que afectaba el área. Aunque no murieron entre las llamas, crea una alarma sobre los efectos del aumento de la temperatura en la fauna.

La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza clasifica esta especie como vulnerable a la extinción, por lo que hay que tener cuidados especiales.

National Geographic

El profesor y biólogo Justin Welbergen comentó a National Geographic que entre diciembre y enero se perdieron cientos de bebés zorros y deben ser monitoreados con mayor precisión pues «corren el riesgo de acabar con la generación 2019 de murciélagos recién nacidos».

Entre muchos voluntarios han logrado rescatar a 255, aunque no sea una cantidad ‘importante’ es significativa para la supervivencia de la especie. Siendo jóvenes y vulnerables han logrado salvar el futuro de los zorros voladores.

National Geographic

Esperemos que los incendios puedan ser aplacados pronto, de este modo la temperatura se controlará y los inocentes animales no sufrirán

Puede interesarte