Por Raúl Cobo
10 junio, 2016

“Hola niños, por este pasillo pueden ver el pelo de 10.000 mujeres desconocidas. Más allá verán a un alien y si van por la derecha verán ataúdes del siglo pasado”.

Crees haberlo visto todo en el mundo hasta que entras a cualquiera de estos museos para darte cuenta de que siempre hay gente más rara que uno; gente con una creatividad aplastante (o demasiado tiempo libre quizás) que es capaz de montar un museo con cosas que nunca nos hubiésemos imaginado que alguien pagaría por verlas. Porque sí, hay mucha gente dispuesta a pagar. Incluso estos museos tienen largas filas y hay que reservar; pero aún así, jamás estará en los recorridos turísticos. Y es por eso que nos hemos visto en la obligación moral de traerlos para ti. Por favor acomódense y pasen a ver…

1.  Museo de Catatumbas de Palermo

Catatumbas-de-palermoitalia

Antiguamente era un lugar de descanso para los frailes italianos, pero como supondrás, ya todos ellos murieron y no encontraron nada mejor que convertir sus cadáveres en un museo. Eso si, los limpiaron antes de ponerlos en vitrina. Menos mal


2.  Museo Vent Heaven, Kentuchy, Estados Unidos

IMG_0562-1500x1125

Este museo fue creado por William Shakespeare Berger, quien no es nada del escritor ingles, sino que se trata de uno de ventrílocuos más influyentes de la historia, y como podrás ver, solo hay muñecos y más muñecos. Si por alguna razón de los que les produce un cierto temor este tipo de marionetas, es mejor que ni te acerques.


3.  Museo Alien, en Suiza

Museo-alien-suiza-1500x2000

¡Sí, tal como su nombre lo dice! Es un museo inspirado en la película Alien y en el artista H. R Giger, quien diseñó a estos montruosos personajes. Ideal para una cita romántica, ¿no les parece?


4.  Museo de cabellos, en Turquía

Museo-de-Cabellos-01

Este es un museo donde los muros están cubiertos de cabellos proveniente de más de 16.000 mujeres, todos vienen con su nombre y dirección. Si eres de las que se fijan en el pelo de una mujer antes de salir con ésta, entonces deberías visitar este museo


4.  Museo de saleros y pimenteros, en España

museo-de-saleros-y-pinenteros-1500x1125

Debo confesar que una vez entré a este museo y mi primera reacción fue: “¿Hubo alguien en la vida que se dedicó a recolectar más de 20.000 saleros? Por favor, no inviten más a comer a ese hombre a su casa.


5.  Museo del Crimen, en Londres

museo-del-crimen-londres

En un principio, este museo solo era para los estudiantes de investigación de la policía. Luego fue abierto para todo público, aunque quienes lo han visto aseguran que debería volver a ser solo para estudiantes. No apto para esa gente que solo le ve cosas lindas a la gente. Que acá uno se encuentra con todo lo malo del ser humano.


6.  Museo psiquiátrico de Missouri, Estados Unidos

museo-psiquiatrico

Un auténtico museo del morbo es este lugar que alguna vez fue un hospital psiquiátrico y que aún conserva su ambientación tétrica o los dibujos hechos por sus pacientes. No lo sé, pero se ve como algo muy aterrador.


7.  Museo del Orinal

museodelorinal-1500x1001

Y así como hay gente que se dedica a coleccionar saleros, hay otros que optan por las ollas. A ese sí que es mejor no invitar nunca a tu casa.


8.  Museo de las momias en Guanajuato, México

museodemomiasdeguanajuato

¡Bienvenidos al museo de las momias! Por acá pueden ver 111 cuerpos de mujeres, hombres y niños cuyos restos fueron exhumados entre 1865 y 1869. Si gustan, pueden pasar al baño.


9.  Museo de Dupuytren, París

museodupuytren-1500x2000

Básicamente, es un museo que contiene más de 6.500 especímenes de anatomía patológica, ya sean cráneos, esqueletos, reconstrucciones en cera, miembros momificados, órganos enfermos conservados en glicerina y mucho más. Al principio, solo los hombres estaban autorizados para poder visitarlo, pero en la actualidad ya no… “Así que amor, que te parece si vamos un rato para celebrar nuestro aniversario”


10.  Museo de la Muerte, Los Angeles, Estados Unidos

museum-de-la-muerte-1500x1125

Todo lo que necesitas saber de la muerte, lo puedes encontrar en este museo. Absolutamente todo, excepto la razón de ésta.

Puede interesarte