Por Juan David Montes
3 marzo, 2016

“Kayak para uno, por favor”.

Si de repente sientes que la cotidianidad te consume, es posible que lo que más necesites sea dejarlo todo y emprender una aventura. Sin nadie a tu lado. Sí, este es uno de esos discursos enfocados en mostrar las maravillas de dejar la zona de confort. Pero tomar esta decisión requiere más que consejos y frases inspiradoras con fondos de paisajes y filtros vintage. En realidad se trata de un propósito que requiere preparación, ahorro y mucho trabajo. Si te interesa tanto esfuerzo, estos serán los beneficios de tu travesía a solas.

1. Sólo puedes ser quien realmente eres si no hay algo de qué esconderse




Es la oportunidad de empezar de ceros. Sin máscaras ni prejuicios. De vuelta a tu versión más pura y natural. 100% libre de ingredientes artificiales.


2. Tus sentidos se estimularán


Paisajes, olores, sabores y todo tipo de sensaciones nuevas serán percibidas con mayor intensidad.


3. Te darás cuenta de que en realidad no necesitas mucho


No será fácil empacar tu vida en un morral. Así que ahora sí vas a saber qué es realmente esencial.


4. Podrás entender de mejor manera cuál es el propósito de tu vida

iuuE8bj

No será una gran revelación, las estrellas no te hablarán ni nada de eso, pero sin alguien con quien conversar todo el tiempo este tipo de cuestiones surgirán de forma espontánea en tu mente.


5. Confiarás más en ti


Con cada decisión que tomes durante el recorrido te enfrentarás a la expectativa de no saber si hiciste lo correcto. Descubrirás que casi nunca hay una sola respuesta indicada y en caso de surja algún inconveniente tendrás cada vez más experiencia para solucionarlo todo.


6. Serás más fuerte


Emocional y físicamente.

Nada mal, ¿eh?

Puede interesarte