Por Ghalia Naim
28 abril, 2017

Consejos gratis de alguien que recorrió el mundo.

Si pudiese pedir algo que hacer todos los años, seguramente sería tener la oportunidad de conocer una cultura diferente, y creo que es lo que muchos de ustedes también desean. Viajar te hace expandir la mente, conocerte y congeniar con personas con las que jamás creíste poder sentarte a contar un chiste o tomar una café. Katherine Davis le dio el “sí” a la vuelta al mundo y, tras años de aventuras, decidió compartir con The Huffington Post una pequeña guía para quienes planean iniciar su travesía por el globo terráqueo.

Katherine en el Everest.

Katherine Davis/Huffingtonpost

Estos son sus consejos:

1. Despídete del miedo

Estar solo lejos de casa seguramente te hará sentir inseguro, pero mientras te muevas con cautela, podrás disfrutar de todo lo que este nuevo sitio te ofrece sin necesidad de que termines como en la película Taken (o sea, secuestrado o algo).


2. No esperes a nadie

No esperes por otros porque todos tienen sus asuntos. Probablemente, si aún aguardas por la respuesta de algún compañero de travesía terminarás yendo a ningún lado. Solo toma una decisión y vete.


3. Quedarte con gente

Lo importante cuando viajas solo es que te alojes en sitios con otras personas con los mismos planes que tú. “Nunca estás realmente solo cuando viajas solo”.  Lo ideal es conozcas gente para que te hagan compañía por cualquier cosa; ya sabes, una emergencia o una simple noche de risas.


4. Itinerario flexible

Si bien al principio es correcto planearlo todo, la realidad es que cuando llegues a tu destino vendrán a ti diferentes opciones que desconocías y que podrían interesarte aún más que tu itinerario. No temas cambiar el horario que tenías por aventurarte a vivir una experiencia inolvidable.


5. Haz amigos

Recuerda que de regreso no solo te llevarás las mejores experiencias, sino que también la calidez de la gente con la que compartiste. Anímate a hacer amigos y a aprender de sus tradiciones, seguro que valen incluso más la pena que el mismo viaje.


6. Respetar las culturas

Si no logras percibir lo que está bien o mal en una cultura nueva, actúa con cautela y pregunta, es lo más sensato. Ser tolerante y consciente de lo que otros individuos hacen y el porqué de ello es lo que terminará enriqueciéndote como ser humano al final del viaje.


7. Aprende de ti mismo

Ya que estás solo, intenta conocerte a profundidad. Mírate desde otra perspectiva, en ese lugar desconocido, completamente fuera de contexto. Averigua si aquella tierra te puede demostrar algo que ni pensabas que podías hacer o experimentar.

¡Anda a hacer tus maletas!